Cuentos de Esopo, el fabulista de Frigia

Descripción

Los Cuentos de Esopo, usualmente conocidos como las Fábulas de Esopo, se encuentran entre los libros favoritos para la educación de los niños de todo el mundo, y Bulgaria no es la excepción. Las primeras traducciones al búlgaro de las fábulas se encuentran en el Manual del pez, de Petŭr Beron, de 1824. Sin embargo, la primera publicación independiente, dedicada solo a las Fábulas de Esopo, fue una compilación que hizo Petko Slaveikov en 1852. Esta traducción, realizada por Raino Popovich en 1854, es otra de las primeras obras en la tradición fabulística búlgara moderna. Raino Popovich fue un importante pionero de la educación en Bulgaria. Fundó dos escuelas helénico-búlgaras, entre cuyos alumnos estuvieron las eminencias del renacimiento nacional, como Beron, Georgi Rakovski e Ivan Bogorov. Más que por su desempeño como educador, Popovich es famoso por sus traducciones al búlgaro, que utilizaban un lenguaje simple, de fácil comprensión para todo tipo de audiencia. Una nota en esta edición de las fábulas indica que se imprimió con el apoyo de Khadzhi Naiden Ivanovich, de la localidad de Pazardzhik. Ivanovich fue un librero itinerante y editor búlgaro que desempeñó un papel importante en la difusión de libros en su idioma durante la primera parte del renacimiento nacional búlgaro. Compiló o publicó más de 30 libros, entre los que había calendarios, poesía y publicaciones religiosas.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Tipógrafos serbios reales, Belgrado

Idioma

Título en el idioma original

Есопа фрѵгійскаго баснотворца: Басни или приказки

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Descripción física

80 páginas: ilustraciones; 18 centímetros

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 26 de mayo de 2015