Grecia con los archipiélagos de las Cícladas y las Espóradas del Norte

Descripción

En preparación para la conferencia de paz que tendría lugar después de la Primera Guerra Mundial, en la primavera de 1917, el Ministerio de Relaciones Exteriores británico creó un departamento especial responsable de proporcionar información de base para los representantes británicos en la conferencia. Grecia con los archipiélagos de las Cícladas y las Espóradas del Norte es el número 18 en una serie de más de 160 estudios realizados por el departamento, de los cuales la mayor parte fue publicada tras la conclusión de la Conferencia de Paz de París que tuvo lugar en 1919. El libro trata los temas de geografía física y política, historia política, así como condiciones sociales, políticas y económicas. La parte sobre historia política se centra en el período comprendido entre la guerra en la que Grecia logró su independencia del Imperio otomano (1821-1829), y la primera y segunda guerras balcánicas (1912-1913), en las que adquirió tierras de Bulgaria y Turquía, lo que le significó casi la duplicación de su territorio y población. Las Cícladas y las Espóradas del Norte son archipiélagos del mar Egeo que quedaron bajo el control de Grecia tras las guerras balcánicas, pero cuya incorporación aún no había sido reconocida oficialmente por las grandes potencias. El apéndice incluye los textos de documentos importantes relativos a Grecia en el siglo XIX. Entre ellos, están el Protocolo de Londres del 22 de marzo de 1829, en virtud del cual las grandes potencias de Gran Bretaña, Francia y Rusia garantizaban el estatus de Grecia como una entidad autónoma bajo la soberanía del Imperio otomano; el Protocolo de Londres del 3 de febrero de 1830, en virtud del cual las tres mismas potencias garantizaban el estatus de Grecia como reino totalmente independiente; y el Tratado de Londres del 29 de marzo de 1864, por el cual Grecia obtuvo la soberanía de las islas Jónicas, un protectorado británico desde 1815. Al comienzo de la Primera Guerra Mundial, Grecia permaneció neutral, pero se unió a la guerra a favor de Gran Bretaña y Francia en junio de 1917. El estudio no cubre la participación propiamente dicha de Grecia en la guerra.

Última actualización: 11 de septiembre de 2017