El incendio en el Palacio Real de Estocolmo, 1697

Descripción

Este grabado muestra el incendio de 1697 que destruyó Tre Kronor —el palacio real entre los siglos XVI y XVII— que una vez albergó a los monarcas de Suecia. Cuando Suecia se convirtió en una gran potencia, se hizo cada vez más evidente la dicotomía entre la estructura de madera espartana septentrional que albergaba a sus gobernantes y la riqueza, el poder y sus vínculos con Europa. Esta dicotomía alcanzó su máxima expresión con el gobierno de la reina Cristina (reinó entre 1632 y 1654), quien siguió los acontecimientos en el continente y logró que Suecia se sumara a una comunidad internacional culta. Los eruditos que la visitaban en su residencia en el norte del país, entre ellos el filósofo francés René Descartes (1596-1650), hallaban la vivienda fría y poco acogedora. El incendio de 1697 no solo arrasó con la estructura y sus colecciones, sino con una realidad cultural y una visión del mundo. El antiguo castillo de madera fue sustituido por un moderno edificio de piedra y ladrillo, concebido por el arquitecto sueco Nicodemus Tessin el Joven (1654-1728). Esta nueva estructura marcó un nuevo rumbo para el futuro. Suecia dirigió cada vez más su atención hacia la dinámica cultural y política en Francia, dando la espalda a las primeras tierras alemanas modernas que alguna vez había tomado como modelo.

Fecha del contenido

Idioma

Título en el idioma original

Einäscherung des königlichen schwedischen Schlosses in Stockholm

Tipo de artículo

Descripción física

1 grabado; 17 x 14 centímetros

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 19 de septiembre de 2013