Mesa de negociaciones de los Tratados de Locarno

Descripción

La Conferencia de Locarno de octubre de 1925, que lleva el nombre de la pequeña ciudad en el sur de Suiza donde se llevó a cabo, es recordada por el pacto conocido como el Pacto de Locarno. Firmado por Francia, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña e Italia, el tratado ratificaba la frontera occidental de Alemania, que los Estados limítrofes de Francia, Alemania y Bélgica se comprometieron a tratar como inviolable. Gran Bretaña e Italia prometieron ayudar a repeler cualquier agresión armada a través de la frontera. La región de Renania ocupada por las potencias aliadas victoriosas después de la Primera Guerra Mundial, fue desmilitarizada de forma permanente y las fuerzas de ocupación se retiraron. El pacto entraría en vigencia solo cuando Alemania fuera admitida en la Sociedad de Naciones, con una banca en el Consejo, lo que ocurrió en 1926. En Locarno se firmaron otros seis tratados, incluidos los acuerdos de arbitraje de Alemania con Polonia y con Checoslovaquia, y los acuerdos por los que Francia con Polonia y con Checoslovaquia se prometieron ayuda militar en caso del ataque de una tercera potencia. Esta fotografía, que muestra a los participantes de la mesa de negociaciones, fue tomada el primer día de la conferencia, el 5 de octubre. Locarno marcó el final del período de guerra y el comienzo de una nueva era de esperanza en la paz y la cooperación de Europa, era que no sobrevivió a la crisis económica y política de la década de 1930. En 1936, Adolf Hitler denunció el Pacto de Locarno y envió tropas alemanas de nuevo a Renania. La fotografía que se muestra aquí pertenece a los archivos de la Sociedad de Naciones, que se transfirieron a las Naciones Unidas en 1946 y se encuentran en su oficina de Ginebra. Se inscribieron en el registro de Memoria del Mundo de la UNESCO en 2010.

Última actualización: 24 de mayo de 2017