Bombardeos en España. Petición remitida a la Sociedad de Naciones por la Organización Internacional del Trabajo, por el presidente del Consejo de Trabajo, Miguel Santalo

Descripción

La Guerra Civil española de 1936-1939 consistió en una prolongada revuelta de las fuerzas lideradas por el general nacionalista Francisco Franco contra el gobierno republicano español. Los nacionalistas resultaron vencedores. Bajo el liderazgo del dictador Benito Mussolini, Italia apoyó a los nacionalistas con la participación militar directa y el suministro de armamento. Entre el 16 y el 18 de marzo de 1938, las fuerzas italianas, en apoyo de los nacionalistas, llevaron a cabo un bombardeo aéreo sobre Barcelona, en manos de los republicanos, cuyo resultado fue la muerte de más de 1000 civiles. Aquí se muestra una petición enviada el 31 de marzo de 1938 por Miguel Santalo, presidente del Consejo de Trabajo de la República Española, al director de la Organización Internacional del Trabajo, en Ginebra. En ella, solicitaba que la Sociedad de Naciones censurara las acciones de Italia. Santalo argumentaba que las fuerzas italianas y nacionalistas habían violado una resolución de la Sociedad del 25 de julio de 1932, que prohibía el bombardeo aéreo sobre objetivos civiles, y hacía hincapié en que, si la Sociedad no tomaba una posición fuerte en este caso, estaría alentando nuevos bombardeos sobre la población civil en España y en otros lugares. La petición se guarda en los archivos de la Sociedad, que se transfirieron a las Naciones Unidas en 1946 y se encuentran en su oficina de Ginebra. Se inscribieron en el registro de Memoria del Mundo de la UNESCO en 2010.

Última actualización: 24 de mayo de 2017