VozBarbara A. Tenenbaum

Institución Biblioteca del Congreso

TemaCódice Huexotzinco (Parte de la Colección Harkness, División Manuscrito)

La Biblioteca del Congreso considera este manuscrito como uno de sus principales tesoros. Los académicos llaman a los "libros" creados por mesoamericanos "códice o códices en plural". Un códice es usualmente un bosquejo de manuscrito que se abre de manera plegable en vez de estar encuadernado en el modo en que los europeos estaban acostumbrados.

Este manuscrito, 8 hojas de papel de amatl hecho de corteza de árbol, fue creado por el pueblo de la ciudad de Huexotzinco en el actual estado de Puebla, México alrededor de 1531. Se hizo a petición del conquistador Hernán Cortés como parte de una demanda que presentó en contra de la Primera Audiencia de la Nueva España. Cortés había confiado en gran medida en los guerreros indígenas, como los de Huexotzingo en su batalla contra el odiado régimen azteca. Tras la derrota de los aztecas en la ciudad de México, Cortés tomó la responsabilidad de convertir al pueblo de Huexotzinco al cristianismo, por lo cual se suponía que iba a recibir su tributo. Sin embargo, cuando se encontraba en España durante los años 1528-1530, la Audiencia cobró el tributo y, de acuerdo con los pueblos indígenas, les pidió mucho más que antes.

Lo que hace que este Códice de Huexotzinco sea tan extraordinario es que contiene lo que los académicos consideran la primera representación pictórica de la Virgen y el Niño en el Nuevo Mundo. Tal vez allí lo pusieron deliberadamente los artistas indígenas, para usarlo como argumento y mostrar a los magistrados y a la Corona española que eran civilizados y devotos cristianos. En otras palabras, que Cortés había hecho lo correcto por ellos. El Códice contiene representaciones pictóricas de exactamente cuánto tributo se exigió para que los que juzgaban el caso pudiesen determinar si sus argumentos eran válidos.

Cortés y el pueblo de Huexotzinco fueron victoriosos tanto en México como en España y en 1538 el rey Carlos aceptó esa decisión y ordenó que dos tercios de todos los tributos que se habían otorgado fuesen devueltos.