Artículos agregados o actualizados recientemente

17 de octubre de 2014

Latigazos: demostración a cargo de L. K. Edwards hijo

Latigazos: demostración a cargo de L. K. Edwards hijo

Fredric Remington presentó a los estadounidenses al vaquero «cracker [fustigador] de Florida», en la edición de agosto de 1895 de Harper’s Magazine. Remington hizo dibujos y escribió sobre la estirpe de ganaderos de Florida que, con feroz independencia, pastoreaban el ganado y luchaban contra cuatreros a lo largo de la frontera. Para Remington y muchos de sus contemporáneos, la Florida que conocían se parecía mucho a cualquier otra región de los Estados Unidos a finales del siglo XIX. El término «cracker» significa fustigador y deriva del sonido que producían los latigazos dados con un látigo de cuero trenzado. Los «crackers de Florida» llevaban látigos y los utilizaban, junto con perros, para arrear el ganado en las praderas húmedas y matorrales de Florida. En esta grabación, L. K. Edwards hijo, un ganadero de tercera generación del condado de Marion, Florida, demuestra el restallido del látigo durante el festival folclórico de Florida en White Springs, 1956. Según Edwards, los mejores látigos se hacen con gamuza «curtida por los indios» y protegida con aceite de pezuña de vaca. El autor analiza los diferentes tamaños, materiales y estilos de construcción utilizados para hacer látigos, que constituyen un arte popular de larga data y tradición entre los ganaderos de Florida.

Ataúdes apilados junto a la orilla de un canal después del huracán de 1928, Belle Glade, Florida

Ataúdes apilados junto a la orilla de un canal después del huracán de 1928, Belle Glade, Florida

Apenas dos días antes del segundo aniversario del huracán Gran Miami, que causó estragos en el sur de la Florida, otra poderosa tormenta azotó el estado. El huracán, de categoría 4, causó al menos 1500 muertes en el Caribe antes de tocar tierra en el condado de Palm Beach el 16 de septiembre de 1928. La tormenta provocó lo que se estima que fueron unos 25 millones de dólares en daños a lo largo de la costa atlántica de la Florida, desde Fort Pierce hasta Boca Ratón. Sin embargo, el mayor daño se produjo en el interior, especialmente a lo largo de la orilla sur del lago Okeechobee. A medida que el huracán cruzaba el lago grande pero poco profundo, intensos vientos arrastraban una ola que castigaba las precarias comunidades agrícolas. El impacto de la tormenta fue tan devastador en esta región en particular que recibió el nombre de huracán Okeechobee (también llamado San Felipe II). En gran parte, la destrucción puede atribuirse al drenaje de los Everglades y sus efectos. En las décadas anteriores a la tormenta, el estado de Florida había drenado miles de acres de pantanos en el norte de los Everglades. Sobre la tierra recuperada, se habían establecido operaciones agrícolas comerciales a las que llegaban camiones llenos de mano de obra migratoria dispuesta a trabajar en las granjas. El auge agrícola estuvo acompañado de casas y edificios construidos de forma precaria. Estas deficiencias quedaron expuestas durante el huracán de 1928. El cálculo de la pérdida de vidas en la región del lago Okeechobee varía entre las 1800 y 3500 personas; tan solo en el cementerio de Puerto Mayaca hay, al menos, 1600 cuerpos enterrados. Debido a la lejanía de la zona devastada y al alcance de la destrucción, nunca se sabrá la cantidad real de víctimas. Tras recorrer la región después del huracán, el presidente Herbert Hoover inició un proyecto para construir un enorme dique que rodeara la mitad inferior del lago Okeechobee. El resultado fue el dique Herbert Hoover, que mide 85 millas (136,79 km) de largo y 36 pies (10,97 m) de altura. El dique resistió durante los subsecuentes huracanes de la década de 1940.

Tarjeta de servicio de la Primera Guerra Mundial de Marjory Stoneman Douglas

Tarjeta de servicio de la Primera Guerra Mundial de Marjory Stoneman Douglas

Marjory Stoneman Douglas, más conocida como ambientalista y autora de El río de hierba (1947), prestó servicio en la Marina de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial, desde abril de 1917 hasta mayo de 1918. Frank Bryant Stoneman, el padre de Marjory y editor en jefe del Miami Herald, envió a su hija a cubrir la historia de la primera mujer del área de Miami en alistarse en las Fuerzas Armadas durante la Primera Guerra Mundial. Pero resultó que ella fue la primera en llegar a la oficina de reclutamiento, y se convirtió en la mujer sobre la que debía escribir el artículo. Más tarde, se unió a la Cruz Roja. Una vez que finalizó la guerra, viajó por Europa. Al regresar a los Estados Unidos, se convirtió en una autora consumada y en una incansable defensora de la protección del medio ambiente. Marjory Stoneman Douglas murió en 1998 a los 108 años. Aquí se presenta la tarjeta de servicio de Douglas de la Primera Guerra Mundial. Indica que sirvió durante 319 días en el rango de soldado de caballería de primera clase, tras lo cual fue ascendida a soldado de caballería en jefe, puesto con el que fue dada de baja del servicio militar.

Paseo por Wakulla Springs en un bote con fondo de vidrio. Cántico interpretado por Luke Smith

Paseo por Wakulla Springs en un bote con fondo de vidrio. Cántico interpretado por Luke Smith

Esta es una grabación de sonido de un cántico interpretado por Luke Smith durante el festival folclórico de Florida en White Springs, Florida, en 1981. Smith, guía veterano del río Wakulla, canta sobre el ecosistema subacuático y convoca a los peces al bote. Su canción recuerda a los cánticos religiosos y a los gritos de campo afroamericanos, comunes en toda la región del Sur Profundo de los Estados Unidos. Los caimanes, las serpientes, las aves raras y el exotismo nativo forman parte de la industria turística de Florida. Las excursiones con relato en vivo, realizadas a bordo de embarcaciones en sitios como el parque estatal de Wakulla Springs (ubicado en el manantial al sur de Tallahassee que da origen al río Wakulla), ofrecen a los visitantes la oportunidad de experimentar todo esto y más bajo la dirección de guías expertos. Este tipo de excursión ha sido parte de las atracciones de Florida durante muchos años en Wakulla Springs, Silver Springs, Homosassa Springs y Rainbow Springs, entre otros lugares. Desde finales de 1800, los guías de Wakulla Springs han relatado cuentos populares y descrito la flora y fauna del lugar a los pasajeros de sus botes de remo mientras recorren el curso del río. En la década de 1930, el empresario Edward Ball construyó un albergue en Wakulla Springs. A medida que Wakulla Springs se consolidaba como destino atractivo para turistas y cineastas, los guías fueron recibiendo embarcaciones más grandes y empleo regular. Hasta hace pocos años, los descendientes de los primeros barqueros de Wakulla Springs siguieron los pasos de sus antepasados: sus cantos, bromas y cuentos se han transmitido de generación en generación.

Las aguas del destino

Las aguas del destino

El drenaje sistemático de los Everglades (pantanos) de Florida comenzó seriamente en 1905. Napoleon Bonaparte Broward, entonces gobernador de Florida, comprometió significativos fondos estatales y solicitó ayuda federal con el fin de reconquistar los vastos pantanos al sur del lago Okeechobee de su subutilización. El objetivo final de recuperar los Everglades era acceder a un suelo rico en «fango», cubierto en muchas áreas por una fina capa de agua dulce. El suelo de fango estaba formado por la acumulación, en el transcurso de miles de años, de materia orgánica sobre un lecho de roca caliza. El fango funcionó como capa superficial lista y productiva, pero se agotó rápidamente cuando se lo sometió a la agricultura intensiva. Además, cuando se secaba a causa del calor intenso del sol de Florida, podía incendiarse. El cultivo excesivo combinado con el fuego redujo en gran medida la extensión de suelo con fango en las décadas posteriores al comienzo del drenaje. Una vez que el fango desapareció, las operaciones de cultivo comercial a gran escala dependieron en gran medida de fertilizantes que contaminaron el medio ambiente. Además, el drenaje que se necesitaba para exponer el fango alteró significativamente el paisaje y la ecología del sur de Florida. Los canales disminuyeron el nivel freático e inhibieron el flujo natural de los propios Everglades. Como consecuencia de los proyectos de infraestructura de drenaje, la fauna enfrentó la pérdida de su hábitat y disminuyó en toda la región. Esta película, Las aguas del destino, muestra la imagen típica de los proyectos de gestión hídrica antes de que se conociera la totalidad de su impacto ambiental. El narrador describe los esfuerzos del Distrito de Control de Inundación para el Centro y Sur de la Florida y del Cuerpo de Ingenieros del Ejército como la demostración «[del] dominio [sobre el agua] por la mano decidida del hombre». La película, producida en la década de 1950, contiene excelente material de archivo sobre todos los aspectos del proceso de construcción de la infraestructura de drenaje y proporciona una idea de los cambios en las consideraciones de la ciencia de la gestión hídrica desde mediados del siglo XX.

Emmett Kelly, payaso del circo Ringling, en Sarasota, Florida

Emmett Kelly, payaso del circo Ringling, en Sarasota, Florida

Emmett Kelly (1898−1979), en la foto, representó al melancólico payaso vagabundo Weary Willie en el circo Ringling Bros. and Barnum & Bailey durante más de una década. Su acto era diferente de aquel del típico payaso jovial, lo que hizo de Weary Willie uno de los números más memorables del espectáculo del Ringling Brothers. Los hermanos Ringling hicieron que el humilde circo que iniciaron en Baraboo, Wisconsin, se convirtiera en el mayor y más famoso circo estadounidense. Comenzaron su ascenso en la industria del espectáculo en 1884, cuando se fusionaron con el circo de Yankee Robinson. El año siguiente, los Ringling compraron la parte de Yankee Robinson y se convirtieron en los únicos propietarios del espectáculo ambulante. Adquirieron rápidamente circos más pequeños y emplearon a los mejores artistas de todo el mundo. En 1919, los Ringling combinaron sus dos empresas más grandes (Ringling Brothers y Barnum & Bailey) en un solo circo, el «mejor espectáculo del mundo». En 1927, el circo trasladó sus cuarteles de invierno de Bridgeport, Connecticut, a Sarasota, Florida. Los miembros de la familia Ringling pasaban los inviernos allí desde 1911. Esta fotografía fue tomada en 1947 por Joseph Janney Steinmetz, un fotógrafo comercial de renombre mundial, cuyas imágenes aparecieron en publicaciones como el Saturday Evening Post, Life, Look, Time, Holiday, Collier's y Town & Country. Su obra es considerada «una historia social de los Estados Unidos», ya que documenta diversas escenas de la vida estadounidense. Steinmetz se mudó de Filadelfia a Sarasota en 1941.

Pareja matando el tiempo

Pareja matando el tiempo

Las carreteras hacia los estados sureños de los Estados Unidos se abrieron durante la segunda década del siglo XX, lo que permitió que hombres y mujeres de todo el país visitaran los sitios únicos del interior de Florida, lejos de las ciudades en las costas este y oeste. Después de la finalización de la carretera entre Montreal y Miami en 1915, la cantidad de turistas en automóviles aumentó dramáticamente. Los «turistas enlatados» originales de la década de 1920 fueron pioneros en los viajes de campistas. La práctica aumentó su popularidad después de la Segunda Guerra Mundial, cuando las familias jóvenes y los jubilados cada vez más itinerantes viajaban al sur. Se desarrollaron parques de casas rodantes para estos nuevos visitantes que traían su alojamiento con ellos. Del mismo modo, las atracciones en el camino y los parques de diversiones desarrollaron instalaciones para satisfacer las necesidades de los campistas y los turistas en casas rodantes. «Turistas Enlatados del Mundo», una organización de entusiastas del campamento y de las casas rodantes, se fundó en un terreno para campamentos en Tampa, Florida, en 1919. Sus objetivos consistían en proporcionar áreas seguras y limpias para acampar, entretenimiento sano y altos valores morales a sus miembros. Esta imagen de John y Lizzie Wilson, y su casa rodante en Bradenton, Florida, en 1951, muestra un ejemplo de turistas enlatados después de la Segunda Guerra Mundial. El letrero en la parte posterior del vehículo señala estadounidense. Esta fotografía fue tomada por Joseph Janney Steinmetz, un fotógrafo comercial de renombre mundial, cuyas imágenes aparecieron en publicaciones como el Saturday Evening Post, Life, Look, Time,Holiday, Collier's y Town & Country. Su obra es considerada «una historia social de los Estados Unidos», ya que documenta diversas escenas de la vida estadounidense. Steinmetz se mudó de Filadelfia a Sarasota, Florida, en 1941.

Tren de rescate descarrilado por el huracán del Día del Trabajo de 1935

Tren de rescate descarrilado por el huracán del Día del Trabajo de 1935

El 2 de septiembre de 1935, un poderoso huracán azotó los cayos medios de la Florida. El huracán del Día del Trabajo fue la primera tormenta de la historia de los Estados Unidos en alcanzar la categoría 5 en la escala de intensidad registrada. El huracán cobró al menos 485 vidas, entre ellas, las de aproximadamente 260 veteranos de la Primera Guerra Mundial que trabajaban en una sección de la carretera de ultramar, un proyecto de asistencia federal. Los veteranos provenían de las filas del Ejército del Bono, un grupo de soldados que acamparon en los escalones del Capitolio de los EE. UU. a principios de la década de 1930 para exigir la indemnización prometida por el Gobierno federal. El 28 de julio de 1932 fueron dispersados ​​por tropas del Ejército de los EE. UU. bajo el mando del general Douglas MacArthur. Más tarde, el gobierno del presidente Franklin D. Roosevelt dio trabajo de socorro a algunos de los veteranos a través de la agencia Works Progress Administration. En el día de la tormenta, las autoridades enviaron un tren para evacuarlos, pero este no logró llegar a los campamentos ubicados en el cayo Baja Matecumbe. Esta imagen es una vista aérea del funesto tren de rescate, tomada tres días después de la tormenta. Los fuertes vientos y una marejada de, según se calcula, 18 pies (5,49 m) descarrilaron el tren. El autor Ernest Hemingway, entonces residente de cayo Hueso, capturó la indignación pública sobre el episodio en un ensayo titulado «¿Quién mató a los veteranos?», que se publicó apenas unos días después del huracán. Se realizó una investigación gubernamental tanto con respecto al mal manejo de la evacuación como a las deficiencias en el pronóstico llevado a cabo por la Oficina Meteorológica en los días previos a que la tormenta tocara tierra. En última instancia, la sentencia oficial estableció que, en ambos casos, no se había producido un error humano y asignaba la culpa a la naturaleza. Tras el huracán del Día del Trabajo de 1935, la Oficina Meteorológica estableció estaciones adicionales de pronóstico en el sur de Florida y tomó recaudos para mejorar la medidas de precaución ante desastres en las zonas costeras vulnerables. El huracán del Día del Trabajo sigue siendo una de las tormentas más poderosas que jamás haya tocado tierra en los Estados Unidos, pero probablemente será principalmente recordada como el trágico final del Ejército del Bono.

Devastación en Miami a causa del huracán de 1926

Devastación en Miami a causa del huracán de 1926

Florida, en especial la parte sudeste del estado, experimentó un rápido crecimiento a comienzos del siglo XX. El auge de la tierra durante la década de 1920 atrajo a miles de nuevos residentes y marcó el comienzo de un período de construcción sin precedentes. La prosperidad, que había comenzado con la llegada de los ferrocarriles de Plant y Flagler y se vio prolongada por impulsores del crecimiento, llegó a un abrupto alto a mediados de septiembre de 1926. Un catastrófico huracán tocó tierra cerca de Miami Beach en las primeras horas de la mañana del 18 de septiembre de 1926. Conocida como el huracán Gran Miami, la tormenta marcó un camino de destrucción en el sur de la Florida. Con vientos de más de 150 millas (241 km) por hora y marejadas que superaban los 11 pies (3,35 m) por encima de la marea alta media, el huracán dejó su marca desde South Beach hasta Moore Haven, en el lago Okeechobee, e, incluso, hacia el área de la bahía de Tampa. La costa norte del Golfo también experimentó la ira de la tormenta, que tocó tierra por segunda vez cerca de Gulf Shores, Alabama, y descargó más de 8 pulgadas (20 cm) de lluvia en la zona desde Pensacola, Florida, hasta el sur de Luisiana. Los funcionarios de la Oficina Meteorológica no estaban preparados para el veloz paso del huracán, que, antes de azotar el sur de Florida, dio pocos indicios de que se tratara de una fuerte tormenta. Los ciudadanos de Miami y las comunidades circundantes se vieron igual de sorprendidos por el rápido avance de la tormenta. La devastación causada por el huracán hizo que un funcionario de la Oficina Meteorológica lo describiera como «la tormenta más destructiva en la historia de los Estados Unidos». Los funcionarios calcularon que la tormenta había destruido 4700 viviendas en el sur de Florida y había dejado a 25 000 personas sin refugio. La Cruz Roja informó que 372 personas perdieron la vida y más de 6000 resultaron heridas en la tormenta. El impacto a largo plazo se hizo evidente en los meses y años posteriores cuando estalló la burbuja inmobiliaria y Florida se hundió en una depresión económica unos tres años antes que el resto de la nación.

Una concesión de territorio nativo de las tribus muskogi superior e inferior y seminola al coronel Thomas Brown, superintendente de Asuntos Indígenas para el Distrito Sur de América del Norte

Una concesión de territorio nativo de las tribus muskogi superior e inferior y seminola al coronel Thomas Brown, superintendente de Asuntos Indígenas para el Distrito Sur de América del Norte

Este documento es un adjunto que originalmente presentó Henry Lee IV ante Augustus Brevoort Woodward, juez territorial de Florida, en septiembre de 1824. Lee buscaba el respaldo de Woodward para asegurar su pretensión a la propiedad que su padre, el general Henry Lee, había comprado a Thomas Brown en 1817. El 1 de marzo de 1783, varios «reyes y guerreros», que representaban a las poblaciones de las tribus muskogis superior e inferior y seminola, estamparon sus nombres y marcas de familia en un documento que concedía a Thomas Brown (superintendente británico de Asuntos Indígenas) un considerable territorio al oeste de San Agustín, en lo que era entonces Florida Oriental británica. Brown había desembarcado en América del Norte desde Inglaterra en 1774 para establecer una plantación en la zona agreste de Georgia. Permaneció leal al gobierno británico durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos y lideró una patrulla montada, conocida como los Rangers del Rey, en redadas contra los estadounidenses a lo largo de la frontera sur. Brown consiguió el apoyo y la asistencia de varios líderes nativos muskogis y seminolas, quienes ofrecieron a sus guerreros para luchar contra el enemigo en común, los estadounidenses. A cambio, Brown mantenía sus poblaciones bien armadas y abastecidas. A medida que la guerra se acercaba a su fin, en 1783, Brown y sus hombres se retiraron a Florida. En algún momento antes del 1 de marzo, una delegación que representaba a las poblaciones de los muskogis y seminolas visitó San Agustín y se reunió con Brown y otros funcionarios británicos. Esta cesión de tierra es el resultado de esa reunión. La delegación nativa honró a su «padre y amigo», por conducirlos en la batalla contra los estadounidenses, con una concesión de tierra que se extendía desde el río Amajura, ahora conocido como el Withlacoochee, hasta el río San Juan. Este documento es una copia del original, realizada el 20 de junio de 1820, cuando Brown vivía en San Vicente en el Caribe. Contiene ilustraciones poco comunes de símbolos de clanes nativos del sudeste. Muchos nativos americanos del sudeste practicaban una forma de organización social basada en clanes matrilineales: los linajes se trazaban a partir de las familias maternas y nacían en el seno del clan de sus madres. Los símbolos en este documento representan a varios clanes diferentes. Algunos pueden identificarse por su parecido con animales conocidos (como el caimán y el pájaro), pero otros no. Los nombres de los clanes hacían referencia a ancestros míticos y, a menudo, tomaban la forma de animales, plantas o fuerzas de la naturaleza. Cuando se creó este documento, existían decenas de clanes entre los muskogis y los seminolas. Aquí también se pueden observar los títulos pertenecientes a los hombres más importantes de las poblaciones de ambas tribus. Los hombres con alto estatus llevaban un título diplomático o de guerra y se identificaban con una ciudad. Por ejemplo, Tallassee Mico era «mico», o líder, de la ciudad de Tallassee.

Calle principal del canal de Florida

Calle principal del canal de Florida

El interés en la construcción de una ruta hídrica a través de la península de Florida comenzó con la dominación colonial de los españoles y los británicos, y continuó cuando Florida se convirtió en territorio de los Estados Unidos en 1821. Los primeros estudios estadounidenses sobre la posible construcción de un canal en Florida surgieron a raíz del entusiasmo que generó la inauguración del canal de Erie en 1825. El presidente Franklin D. Roosevelt autorizó la primera obra significativa para la construcción de un canal que atravesara Florida como parte de los programas de obras públicas del New Deal en Florida. Después de mucho debate, en 1935 comenzó la construcción de la ruta 13-B, entre 28 rutas propuestas. Los partidarios del canal daban la bienvenida a los puestos de trabajo y las perspectivas comerciales asociadas, pero los opositores temían que el proyecto costara demasiado, que dañara el acuífero subterráneo, y que tuviera un efecto perjudicial sobre la agricultura en el centro y en el sur de Florida. Debido a la oposición generalizada, el progreso del canal se detuvo en junio de 1936. En 1962, el Congreso de los EE. UU. volvió a autorizar la construcción. El Cuerpo de Ingenieros del Ejército planificó lo que se llamó el Cross Florida Barge Canal (canal para barcazas a través de Florida). Mediría 12 pies (3,66 m) de profundidad y tendría la anchura suficiente para que pasaran dos embarcaciones a lo largo de la ruta que se había comenzado en la década de 1930. El curso planificado comenzaba en el río San Juan, cerca de Jacksonville, cruzaba el Ocklawaha al sur de Palatka, atravesaba la cadena montañosa de Florida central (entre Silver Springs y Dunnellon) y luego se unía con el río Withlacoochee antes de llegar al golfo de México cerca de Yankeetown. El presidente Lyndon B. Johnson habló en la ceremonia de inauguración y, al término de su discurso, detonó los primeros explosivos del proyecto. Para 1968, la sección oriental del canal mostraba un progreso importante. La película que aquí se presenta ofrece una imagen positiva del canal en las primeras etapas de su construcción. El gobernador Haydon Burns hace la introducción de la película y describe las razones para la construcción, su ubicación y otros detalles del canal. También se muestran las ilustraciones del diseño propuesto, el testimonio de un geólogo, secuencias de la industria de Florida, imágenes de las inundaciones de marzo de 1960, una secuencia de la amenaza de un submarino enemigo, y al presidente Johnson cuando detona los explosivos que marcaron el inicio de la obra. Pronto creció una encarnizada oposición al canal, principalmente por motivos ambientales, y la construcción se detuvo en 1971.

Seminolas con hierros: rodeo y yerra en la reserva seminola Big Cypress

Seminolas con hierros: rodeo y yerra en la reserva seminola Big Cypress

En Florida, la industria ganadera comenzó poco tiempo después de la fundación de la ciudad más antigua del país, San Agustín, en 1565. Los españoles importaron ganado para satisfacer las necesidades de la colonia, pequeña pero importante. En los albores del siglo XVIII, ganaderos españoles, africanos y nativos americanos trabajaban con las vacas en las vastas praderas húmedas y matorrales del norte y centro de Florida. La Chula, el rancho más grande en la Florida española, se jactaba de tener miles de cabezas de ganado a finales del siglo XVII. Tras la destrucción del sistema de misiones españolas a principios del siglo XVIII, los seminolas migratorios comenzaron con la cría de ganado en el norte de Florida. Cuando, en la década de 1770, William Bartram visitó el asentamiento seminola de Cuscowilla (que también aparece como Tuscawilla), situado cerca de los antiguos ranchos de La Chula en el actual parque estatal Paynes Prairie, observó miles de cabezas de ganado que pastaban en un exuberante prado. Los seminolas siguieron siendo los principales ganaderos de Florida hasta el final de la segunda guerra seminola en 1842. Durante la Guerra Civil estadounidense, los «crackers [fustigadores] de Florida» (llamados así por el sonido que producían los látigos de cuero trenzado) suministraron carne al Ejército Confederado y enviaron ganado a Cuba y a otras islas del Caribe a través de Punta Rassa, cerca de la desembocadura del río Caloosahatchee. En Florida, la industria ganadera moderna despegó con la llegada de los ferrocarriles, a finales del siglo XIX. En el siglo XX, los ganaderos desarrollaron razas especialmente adaptadas para hacer frente al clima extremo de Florida. El pastoreo a campo abierto terminó a finales de la década de 1940 con la aplicación de leyes estatales que imponían el uso de cercas. En la actualidad, la industria ganadera sigue siendo un componente vital de la economía de Florida, y el estado se encuentra entre los principales productores de ganado del país. La tribu seminola de Florida es uno de los mayores productores del estado. En esta fotografía, los vaqueros seminolas de la reserva Big Cypress sostienen hierros forjados con sus iniciales, preparados para herrar al ganado.

Retrato de Charlie Micco, vaquero seminola, en la reserva nativa de Brighton

Retrato de Charlie Micco, vaquero seminola, en la reserva nativa de Brighton

Durante el siglo XIX, la tribu seminola dominó la ganadería en Florida. Los seminolas, que originalmente no eran ganaderos, heredaron el ganado abandonado por los españoles en el siglo XVIII y acogieron la cría de ganado en su propia cultura. El ganado vacuno seminola prácticamente desapareció como consecuencia de las guerras seminolas (1817-1818, 1835-1842 y 1855-1858). Tras la eliminación de la gran mayoría de los seminolas y la incautación de su ganado, los restantes nativos en Florida adaptaron su cultura ganadera a la abundante provisión de jabalíes que se encuentran en el centro y en el sur de Florida. Durante la Gran Depresión, como parte del New Deal indio, el Gobierno federal desarrolló un programa de ganadería destinado a los seminolas de Florida. El objetivo era proporcionar, primero, una base económica para la tribu y, luego, apartarla de su forma de vida tradicional, la caza, estilo que ya no era viable en el sur de Florida. Una primera manada, enviada desde una reserva occidental, llegó a principios de la década de 1930, pero tuvo un pobre desempeño en el calor de Florida. Con posterioridad, se combinaron los rasgos deseables de la raza del breñal de Florida, que descendía del antiguo ganado español, con variedades productoras de carne. Con el tiempo, los programas de cría dieron como resultado animales resistentes capaces de soportar el clima y mantener su peso. Charlie Micco, en la foto, desempeñó un papel decisivo en el desarrollo inicial del programa de ganadería en la reserva de Brighton, situada en la esquina noroeste del lago Okeechobee. Las autoridades federales eligieron a Micco debido a la experiencia que tenía en el trabajo con vacas para rancheros blancos cerca de Brighton. El gobierno ayudó a administrar el programa de ganadería seminola durante varias décadas. En la última mitad del siglo XX, los seminolas tomaron el control total del programa. Esta fotografía fue tomada por Joseph Janney Steinmetz, un fotógrafo comercial de renombre mundial, cuyas imágenes aparecieron en publicaciones como el Saturday Evening Post, Life, Look, Time, Holiday, Collier's y Town & Country.

El Sagrado Corán

El Sagrado Corán

Este característico Corán comprende los seis primeros suras (capítulos) del libro sagrado musulmám, desde al-Fātiḥah (La apertura) hasta al-Anʻām (Los rebaños). Las dos páginas iniciales que contienen al-Fātiḥah cuentan con elaboradas decoraciones, como suele ser el caso con este sura. El marco exterior cuenta con numerosas celdillas de color verde oliva y una serie de marcos lineales internos en rojo, blanco, negro, verde y dorado. Tiene motivos de vides y barras de metal retorcidas. Las orlas superiores e inferiores se asemejan a dinteles, posiblemente, una alusión al hecho de que al-Fātiḥah es la apertura o la puerta de entrada al Corán. El texto, con frecuencia rubricado, está escrito en tinta negra. La escritura no sigue ninguno de los estilos conocidos, a pesar de contar con ciertos elementos de las escrituras thuluth y naskh. Cada capítulo comienza con un título que indica no solo la cantidad de versículos, sino también la de palabras y letras que contiene. Esta práctica se utiliza también para la tazīb (división) del Corán en secciones y subsecciones, y para la ʻilm al-urūf (disciplina de las letras) esotérica. Los rectángulos diagonales y triángulos en los márgenes proporcionan claves de pronunciación y orientación adicional sobre las riwāyāt (lecturas) alternativas del texto sagrado. Los marcadores de versículos son comillas triangulares invertidas, rojas o doradas, mientras que los marcadores de las secciones y subsecciones tienen diferentes formas en rojo y dorado. Las frases iniciales de todas las secciones y subsecciones a lo largo del texto están rubricadas, junto con ism al-jalālah (el nombre de Dios) y la curva interior de la letra kāf (k), en posible referencia a kāf al-mashī ʼah, o la voluntad de Dios de «'¡Sé!' y es». Aparecen dos notas de colofón, distintas e independientes, que atribuyen la copia a dos escribas diferentes: Sayf ibn Muhammad ibn Salim al-Tawqi, al comienzo, y ʿAbdulkarīm ibn ʿUmar ibn Mūsā al-Nawfalī, al final. El manuscrito fue realizado en 1365 d. H. (1945 d. C.).

Hitos de la revelación divina

Hitos de la revelación divina

Al-Ḥusayn ibn Masʻūd al-Baghawī (circa 1044−circa 1117), apodado muḥyī al-sunnah (el que revive las tradiciones del Profeta), fue un erudito de la escuela de derecho Shāfiʻi y exegeta del Corán. Nació (y posiblemente murió) en Bagh o Baghshor, una antigua ciudad ubicada en Jorasán, entre las antiguas ciudades de Herat (en la actual Afganistán) y Merv (cerca de la actual Mary, Turkmenistán). Aquí se presenta una copia manuscrita de la segunda y última parte de maʻālim al-tanzīl (Hitos de la revelación divina), una exégesis del Sagrado Corán, de al-Baghawī. El manuscrito comienza con al-kahf (La caverna), el sura (capítulo) 18, e incluye el resto del libro sagrado musulmán, con sus 114 capítulos. Líneas doradas, verdes y rojas enmarcan el texto principal. Todos los versículos están escritos y vocalizados en tinta roja, en los mismos renglones que la exégesis, escrita en negro. Hay muy poco texto en los márgenes, a excepción de palabras clave y textos rubricados que indican el comienzo de las secciones. El manuscrito, copiado por [ilegible] ibn ʿAlī ibn Muḥammad ibn Ismāʿil en 1110 d. H. (1699 d. C.), perteneció a un tal Muḥammad ibn Sālim ibn 'Āmir al-Ṭawqī muy recientemente, en 1946.

Bebé que rebota

Bebé que rebota

La película Bebé que rebota, presentada aquí, es un excelente ejemplo de las obras producidas por la Vim Comedy Company en Jacksonville, Florida, durante los primeros años del cine mudo. El clima favorable de la ciudad, el apoyo político y el hecho de que los bienes raíces y la mano de obra fueran baratos ayudaron a convertir a Jacksonville en un importante centro de producción cinematográfica durante este período. El alcalde de Jacksonville entre 1915 y 1917, J. E. T. Bowden, se dispuso a restaurar la confianza de las empresas en el noreste de Florida después de la recesión sufrida en la zona. Para ello, extendió una invitación abierta «a la fraternidad cinematográfica del país» para que se trasladara a su ciudad. En un principio, el ambiente acogedor de Jacksonville propició la prosperidad de las compañías cinematográficas, pero, con el tiempo, los ciudadanos y los funcionarios gubernamentales se hartaron de la amenaza a la seguridad pública que representaban las escenas peligrosas (como persecuciones de vehículos sin previo aviso o alertas de incendio falsas que les permitieran captar las reacciones del público). En 1917, John W. Martin fue elegido alcalde con una plataforma que buscaba restringir la industria del cine. Para esta época, Hollywood (California) ya ofrecía un lugar más viable, y gran parte de la industria cinematográfica estadounidense se mudó al oeste. La Vim Comedy Company, fundada a finales de 1915 por Louis Burstein y Mark Dintenfass, es el clásico ejemplo de los estudios fugaces que se constituyeron en la época del auge del cine en Florida. Vim empleó numerosas personalidades fascinantes. Tan solo en 1916, produjo 156 películas de un único carrete. En el mismo año, Vim produjo una serie de 35 comedias bufonescas protagonizadas por Oliver «Babe» Hardy y Billy Ruge, tituladas «El gordito y el enano», que a veces contaban con la actuación especial de Ethel Burton. Otros actores habituales de la compañía eran Harry Meyers, Rosemary Tebe, Kate Price, además de Billy Bletcher y su esposa, Arline Roberts. En 1916, el estudio Vim Southern en Jacksonville tenía casi 50 empleados, entre elencos, directores, camarógrafos (conocidos en su momento como «caballeros de la manivela») y personal administrativo. La nómina semanal era de aproximadamente 3800 dólares. La producción en los estudios de Vim se detuvo en 1917, cuando Oliver Hardy descubrió que tanto Burstein como Dintenfass robaban dinero de la nómina.

Resolución de interposición de la Legislatura de Florida en respuesta a «Brown contra la Junta de Educación», 1957, con una nota manuscrita del gobernador de Florida, LeRoy Collins

Resolución de interposición de la Legislatura de Florida en respuesta a «Brown contra la Junta de Educación», 1957, con una nota manuscrita del gobernador de Florida, LeRoy Collins

En 1957, la Legislatura del Estado de Florida aprobó una resolución en contra de la sentencia dictada por la Corte Suprema de los EE. UU. en 1954 respecto del caso «Brown contra la Junta de Educación», de Topeka (Kansas), que puso fin a la segregación legal en la educación pública. Originalmente, la Corte Suprema de los EE. UU. había declarado constitucional la segregación racial en el marco del histórico caso «Plessy contra Ferguson» de 1896. Ese veredicto sentó las bases de lo que se llegó a conocer como las leyes Jim Crow, que establecían que la segregación era legal siempre que las instalaciones estuvieran separadas pero fueran iguales. La sentencia del caso Brown dio por tierra con ese principio, y muchos partidarios de la segregación percibieron el caso como la oportunidad perfecta para poner fin a toda política de segregación. La Legislatura de Florida sostenía que la sentencia de 1954 había usurpado las facultades constitucionales del estado y aprobó una resolución mediante la cual la consideraba nula y sin efecto. La resolución de «interposición» justamente buscaba interponerse entre los ciudadanos de Florida y el Gobierno de los Estados Unidos, como una respuesta a lo que, según la Legislatura, era una intromisión ilegal del Gobierno federal en los derechos del estado. A pesar de que el gobernador LeRoy Collins primero había criticado la sentencia del caso Brown (como la mayoría de los funcionarios electos del sur), más tarde trató de evitar que la Legislatura aprobara la resolución. Con este fin, se valió de una disposición —poco conocida— de la Constitución estatal para unilateralmente levantar la sesión de la Legislatura y evitar la aprobación, pero solo logró retrasarla. No contaba con el poder de vetarla: no era una ley, sino una resolución que expresaba la opinión de la Legislatura en materia de integración racial. Sin embargo, cuando la resolución llegó a sus manos, Collins escribió de su puño y letra la siguiente nota en la parte inferior del documento: «Esta resolución concurrente de 'interposición' pasa por el escritorio de mi gobernación como un hecho rutinario. No tengo autoridad para vetarla. Sin embargo, aprovecho este medio para informar a quienes se dediquen al estudio del gobierno y, quizás, examinen este documento en el Archivo del Estado en los años venideros, que el gobernador de Florida se opone abierta y vigorosamente a ella. Considero que la Corte Suprema de los EE. UU. ha usurpado indebidamente las facultades reservadas a los estados conforme a la Constitución. Me he unido en protesta de ese accionar y en búsqueda de medios legales para evitarlo. Pero tomar en serio esta resolución, que proclama que las decisiones de la Corte son 'nulas y sin efecto', es anarquía y rebelión contra la nación, una nación que debe permanecer 'indivisible en Dios' si ha de sobrevivir. No solo no toleraré la 'interposición', como muchos han intentado que lo hiciera, sino que la condeno como una vileza, avivada por demagogos y conducida por los vientos delirantes y erráticos de la pasión, del prejuicio y de la histeria. Si la historia juzga que estoy en lo cierto, quiero que se sepa que hice todo lo posible para evitar este daño. Si determina que estoy equivocado, entonces aquí, con mi propia letra y firma, queda estampada la prueba de la culpa de mi convicción. LeRoy Collins, gobernador. 2 de mayo de 1957». Aquí se presenta el texto completo de la resolución, con la nota manuscrita de Collins en la parte inferior de la página nueve.

El facilitador de utilidad en la medicina y la sabiduría

El facilitador de utilidad en la medicina y la sabiduría

Esta copia manuscrita es una obra del siglo XV de un autor yemení, Ibrāhīm ibn ‘Abd al-Raḥmān ibn Abū Bakr al-Azraq, o Azraqī. Es un libro de remedios que trata sobre los usos medicinales de semillas, granos y otros alimentos, así como sobre su valor nutritivo. Parte del material se basa en dos obras anteriores: Shifā’ al-ajsām (Curar los cuerpos), de Muḥammad ibn Abū al-Ghayth al-Kamarānī, y Kitāb al-raḥmah (Libro de la misericordia), de Ṣubunrī. Al final de la obra se incluye otro trabajo, Burʼ al-sāʻah (Recuperación rápida), un corto tratado del erudito persa Abū Bakr Muḥammad ibn Zakarīyā al-Rāzī (también conocido por las versiones latinizadas de su nombre, Rhazes o Rasis, circa 865-925). En la introducción, al-Azraq escribe: «Según las palabras del Profeta... hay dos tipos [de personas] indispensables, los médicos para el cuerpo y los ulamā para la religión». Al-Azraq también se basó en obras complementarias, como Laqṭ al-manāfi’ (El selector de beneficios), de al-Jawzī (circa 1116-1201), y Al-tadhkirah (El recordatorio), de al-Suwaydī (circa 1203-1291). El libro está organizado de la siguiente manera: primero, cita a Ṣubunrī, a continuación, a al-Kamarānī y, luego, inserta su propio comentario. Un apéndice al final ofrece un glosario que define las semillas, los alimentos y otras sustancias que se mencionan en el libro. Al-Azraq afirma que su obra solo incluye los alimentos medicinales conocidos y disponibles en ese entonces, una afirmación que podría tener interesantes implicaciones en el ámbito de la investigación. De acuerdo con una nota al final de la obra principal, este manuscrito fue copiado para un amigo erudito con el nombre de Abdullāh ibn Muḥammad ibn Jumuʻa al-Būsa’īdī, en el 20 de Rabia al-Akhar de 1200 d. H. (19 de febrero de 1786 d. C.). Si bien El facilitador de utilidad aparece en la enciclopedia bibliográfica del Kātip Çelebi (1609-1657) y existen varias impresiones modernas de la obra, poco se sabe acerca de al-Azraq.

El compendio de la fe

El compendio de la fe

Muḥammad ibn Jaʻfar al-Izkiwī fue un destacado erudito musulmán que vivió alrededor del año 900. Su nombre, al-Izkiwī, sugiere que procedía de Izkī, una de las ciudades y centros de estudios más antiguos del interior de Omán. Jāmiʻ al-adyān (El compendio de la fe), también conocido simplemente como al-Jāmiʻ (El compendio) o Jāmiʻ ibn Jaʻfar (El compendio de ibn Jaʻfar), es su obra más famosa. Aquí se muestra una copia manuscrita del siglo XVIII que presenta la primera parte de Jāmiʻ al-adyān. Como sugiere el título, el libro resume una amplia variedad de temas de la jurisprudencia islámica desde una perspectiva ibadita (también conocida como ibadiyya o ibadí). El ibadismo es una tradición islámica que tiene sus raíces en el siglo VII, durante la época del cisma entre suníes y chiitas. Debe su nombre a Abdullāh ibn Ibāḍ, uno de los eruditos fundadores de la doctrina. Los fieles actuales del ibadismo se encuentran principalmente en Omán, además de otras comunidades del norte y el este de África. Esta obra analiza los temas relativos a los cinco pilares del islam, como las cinco oraciones diarias, el ayuno en Ramadán y la limosna. Incluye numerosos edictos que están relacionados con estos temas. El manuscrito, que está en buenas condiciones a pesar de algunos daños causados por el agua en los márgenes, se pagó con un legado del jeque ʿUmar ibn Saʿīd al-Bahlawī. Fue copiado por Saʿīd ibn Muḥammad ibn ʿUdai al-ʿAbrī en 1156 d. H. (1743 d. C.). Además de las palabras clave, los márgenes tienen correcciones, elaboraciones y paráfrasis del texto principal. El libro se divide en más de 80 bāb (capítulos), que a su vez están divididos en opiniones y masāʼil (cuestiones). Entre los agregados interesantes, se encuentra una lista de las monedas usadas en Omán en esa época.

Comentario sobre «Madārij al-Kamāl»

Comentario sobre «Madārij al-Kamāl»

ʻAbd Allāh ibn Ḥumayyid al-Sālimī (circa 1869-circa 1914) fue uno de los principales eruditos y poetas del movimiento ibadita (también conocido como ibadiyya o ibadí) omaní, que nació en la ciudad de al-Ḥoqain, en la región de Rustāq, interior de Omán. El ibadismo es una tradición islámica que tiene sus raíces en el siglo VII, durante la época del cisma entre suníes y chiitas. Debe su nombre a Abdullāh ibn Ibāḍ, uno de los eruditos fundadores de la doctrina. Los fieles actuales del ibadismo se encuentran principalmente en Omán, además de otras comunidades del norte y el este de África. Al-Sālimī primero estudió jurisprudencia islámica con los eruditos de su zona. Luego, se trasladó a la región oriental, donde, para ampliar sus conocimientos, fue discípulo del famoso jeque Ṣālih ibn ʻAlī al-Ḥārithī (circa 1834-circa 1896). A pesar de que tuvo una vida relativamente corta, al-Sālimī escribió numerosos libros sobre una variedad de temas, como la doctrina y la jurisprudencia islámicas, los kalām (argumentos cosmológicos), la religión comparada, la gramática árabe, ʻarūḍ (métrica árabe) e historia. Esta copia manuscrita es la primera parte de un comentario titulado Maʻārij al-āmāl (El ascenso de la esperanza), en el que al-Sālimī explica algunos de los conceptos de su anterior tratado versificado, Madārij al-kamāl (Las escaleras de la perfección), que también es un comentario sobre Mukhtaṣar al-khiṣāl (El resumen de los rasgos), del erudito ibadita yemení Abū Isḥāq Ibrāhīm ibn Sulaymān al-Ḥaḍramī ibn Qays (fallecido en 1082). El supercomentario analiza varios temas de la jurisprudencia islámica desde una perspectiva ibadita. Este volumen se centra en los ritos de purificación y ablución, como parte de la jurisprudencia de las salāt (oraciones). El comentario está dividido en kalām (temas) que, a su vez, están subdivididos en masāʼil (cuestiones) en forma de preguntas y respuestas. El manuscrito, realizado en tinta negra, tiene frecuentes rúbricas en las secciones y está en buenas condiciones, pero carece de colofón. No se ofrecen ni el nombre del escriba ni la fecha de producción.

El método más acertado para distinguir a los ibaditas de los jariyíes y El don del paraíso para juzgar el derramamiento de sangre

El método más acertado para distinguir a los ibaditas de los jariyíes y El don del paraíso para juzgar el derramamiento de sangre

Sālim ibn Ḥammūd ibn Shāmis al-Siyābī (1908-1993) fue un erudito, poeta, historiador y juez omaní. Nació en Ghāla, en el estado de Bawshār, Omán oriental. Al-Siyābī, erudito autodidacta, memorizó el Corán a los siete años y partió para estudiar los clásicos de lengua árabe, como el Alfiyah, de ibn Malik, un poema de 1000 versos sobre las normas de la gramática árabe. Al-Siyābī también fue un escritor prolífico y, según Sultān ibn Mubārak al-Shaybānī, que clasificó la obra de al-Siyābī en prosa y tratados, poesía y escritos en verso, e investigación y correspondencia, fue el autor de unas 84 obras. Este manuscrito fue copiado por Yūsuf ibn Sāʿid al-Zakwānī en 1386 d. H. (1966 d. C.). Está realizado en tinta negra, con rúbricas solo en los títulos, y comprende dos obras de al-Siyābī. La primera parte es un tratado que defiende el ibadismo contra la calumnia de otros eruditos musulmanes. La segunda parte del manuscrito, titulada wahb al-samā fī aḥkām al-dimā (El don del paraíso para juzgar el derramamiento de sangre), está principalmente en verso y trata sobre la jurisprudencia de las lesiones corporales. Se divide en grupos de unas pocas líneas: cada uno ofrece la decisión con respecto a la lesión de una parte del cuerpo en particular. En la primera obra, Aṣdaq almanāhij fī tamyīz al-ibāḍiyya min al-khawārij (El método más acertado para distinguir a los ibaditas de los jariyíes), al-Siyābī lamenta los prejuicios que otros eruditos tienen contra los ibaditas, y argumenta en forma de pregunta y respuesta que los ibaditas son suníes, no jariyíes. En la introducción, afirma que escribió el tratado después de leer «decenas de decenas de libros doctrinales musulmanes», en los que «algunos de los eruditos... están indignados... porque defienden la opinión de que [los ibaditas] mataron a ʻAlī después de haber asesinado a ʻUthmān». Esta es una referencia al cuarto y al tercer califa del islam, cuyos reinados (644-661) marcaron la división de la comunidad musulmana en suníes y chiitas. Los khawārij, o jariyíes, fueron históricamente partidarios de ʻAlī, pero lo declararon inadecuado como califa porque creían que había comprometido su legitimidad al haber aceptado el arbitraje durante el conflicto que lo opuso a Mu'āwiyah, simpatizante de ʻUthmān. Por rebelarse contra ambos bandos musulmanes y, más tarde, declarar ilegítimo el gobierno musulmán mayoritario, estos rebeldes llegaron a ser conocidos como khawārij, o «los canallas». La separación de los ibaditas de las filas de los jariyíes se debió a un cisma posterior relacionado con los medios que se debían utilizar para lograr un cambio político legítimo. Los fieles actuales del ibadismo se encuentran principalmente en Omán, además de otras comunidades del norte y el este de África.

«Duʻā» coránica, de al-Furqānī

«Duʻā» coránica, de al-Furqānī

Este manuscrito de 13 páginas es una duʻā (oración) mística musulmana que se atribuye a Sayf ibn ʻAlī ibn ʻĀmir al-Furqānī, un erudito del movimiento ibadita (también conocido como ibadiyya o ibadí) omaní, conocido por sus escritos sobre el esoterismo islámico. El ibadismo es una tradición islámica que tiene sus raíces en el siglo VII, durante la época del cisma entre suníes y chiitas. Debe su nombre a Abdullāh ibn Ibāḍ, uno de los eruditos fundadores de la doctrina. Los fieles actuales del ibadismo se encuentran principalmente en Omán, además de otras comunidades del norte y el este de África. El nombre de atributo adicional de al-Furqānī, al-Nizwī, sugiere que procedía de Nizwa, una de las ciudades y centros de estudios más antiguos en el interior de Omán. No queda claro en qué época vivió, pero una nota al final de la oración indica que él mismo realizó el manuscrito. Otra nota, si bien en una tinta diferente, añade que se copió en Rabī' al-Awwal en 1318 d. H. (junio de 1900 d. C.). Se cree que al-Furqānī solía enunciar esta duʻā después de cada una de las cinco oraciones musulmanas diarias. En los márgenes de las dos primeras páginas, el texto proporciona una guía sobre la naturaleza de la duʻā y la forma de rezarla. Queda claro que el lenguaje es de naturaleza sufí, como lo demuestra el uso frecuente de ciertos términos, como nūr (luminosidad), ʻilm (conocimiento), luṭf (sublimidad) y sirr (misterio). La última página del manuscrito muestra otra oración, en forma de una cuadrícula que consiste en cuadrados de seis por seis. Cada cuadrado se divide en dos triángulos, donde se inscriben la frase Allāhu ʿalīm (Alá es omnisciente) y la cantidad de veces que se la debe repetir. El uso de las letras de raíz 'a-l-m (saber), junto con los números, sugiere una creencia en el llamado ʻilm al-ḥurūf (conocimiento de las letras), según la cual las letras, especialmente las que comprenden el nombre de Dios, llevan secretos divinos que solo pueden percibir aquellos que rinden culto en forma diligente.

La guía clara sobre el matrimonio de los jóvenes

La guía clara sobre el matrimonio de los jóvenes

ʻAbd Allāh ibn Ḥumayyid al-Sālimī (circa 1869-circa 1914) fue uno de los principales eruditos y poetas del movimiento ibadita (también conocido como ibadiyya o ibadí) omaní, que nació en la ciudad de al-Ḥoqain, en la región de Rustāq, interior de Omán. El ibadismo es una tradición islámica que tiene sus raíces en el siglo VII, durante la época del cisma entre suníes y chiitas. Debe su nombre a Abdullāh ibn Ibāḍ, uno de los eruditos fundadores de la doctrina. Los fieles actuales del ibadismo se encuentran principalmente en Omán, además de otras comunidades del norte y el este de África. Al-Sālimī primero estudió jurisprudencia islámica con los eruditos de su zona. Luego, se trasladó a la región oriental, donde, para ampliar sus conocimientos, fue discípulo del famoso jeque Ṣālih ibn ʻAlī al-Ḥārithī (circa 1834-circa 1896). A pesar de que tuvo una vida relativamente corta, al-Sālimī escribió numerosos libros sobre una variedad de temas, como la doctrina y la jurisprudencia islámicas, los kalām (argumentos cosmológicos), la religión comparada, la gramática árabe, ʻarūḍ (métrica árabe) e historia. Su Īḍāḥ al-bayān fī nikāḥ al-ṣibyān (La guía clara sobre el matrimonio de los jóvenes), en cinco capítulos, es un tratado breve pero bien organizado sobre la jurisprudencia del matrimonio, en especial con respecto a quienes todavía no pueden ser considerados adultos responsables. El tratado aborda el tema desde una perspectiva ibadí. Al-Sālimī primero divide las diversas opiniones en tres categorías (el permiso, la objeción y el permiso condicional) y luego ofrece un profundo análisis crítico y detallado de cada una. El manuscrito está en buenas condiciones. El texto está escrito en tinta negra y roja, y las diferentes opiniones, rubricadas en todo el texto. Esta copia fue realizada por Muḥammad ibn Ṣāliḥ al-Muḥaidharī en 1339 d. H. (1921 d. C.).

Un viaje por la atmósfera en un dirigible

Un viaje por la atmósfera en un dirigible

Al-riḥla al-jawwīya fī al-markaba al-hawā'iya (Un viaje por la atmósfera en un dirigible) es una traducción al árabe, realizada por Yusuf Ilyan Sarkis (1856−1932/3), de Cinq Semaines en Ballon (Cinco semanas en globo), una novela del autor francés Julio Verne, publicada originalmente en 1863. Aquí se muestra una segunda edición de esta obra, producida por la imprenta jesuita en Beirut en 1884 (la primera edición se publicó en 1875). La novela narra la historia de un explorador, el doctor Samuel Ferguson, quien, acompañado de un sirviente y un amigo, se dispone a cruzar el continente africano en un globo con hidrógeno. Uno de los objetivos es encontrar la fuente del Nilo. En la traducción de Sarkis, los capítulos iniciales de la obra están condensados, y la obra completa consta de 42 capítulos, en lugar de los 44 originales. Nacido en Damasco, Sarkis fue uno de los autores y editores árabes más importantes de su época. Vivió durante un tiempo en Estambul, pero pasó la mayor parte de su vida adulta en El Cairo. Fue editor, librero y hombre de letras, e investigó las antigüedades en general, pero se interesó en particular en la numismática. Es famoso por su Muʻjam al-maṭbūʻāt al-ʻArabīya wa al-muʻarraba (Diccionario enciclopédico de bibliografía árabe), publicado en 1928. Murió en El Cairo.

Anuario de 1887

Anuario de 1887

Este volumen es un anuario de 1887, que menciona los acontecimientos políticos en el Egipto de ese año, además de las actividades de los diversos ministerios y oficinas gubernamentales. La obra se divide en 12 secciones, cada una dedicada a un mes. Por ejemplo, en la entrada correspondiente a enero, leemos sobre la llegada al puerto de Alejandría del príncipe heredero de Italia, el futuro rey Víctor Manuel III, y los festejos que el Estado organizó en su honor. La sección dedicada a abril incluye el obituario de Muḥammad Sharif Pasha, el cuarto primer ministro de Egipto. El libro fue publicado por Maṭbaʻat al-qāhira al-ḥurra en 1887. El autor del anuario, Yūsuf Ibn-Hammām Āṣāf (1859-1938), es famoso por su historia sobre los otomanos, Tārīkh salāṭīn Banī ʻUthmān min awwal nashʼatihim ḥattā al-ān (Historia de los sultanes otomanos: desde los orígenes hasta la actualidad). Āṣāf nació en el Líbano. Se estableció en Egipto y fundó una imprenta, al-ʻUmūmīya, en El Cairo en 1888.

La ofrenda de Nabhani sobre la historia de la península de Arabia

La ofrenda de Nabhani sobre la historia de la península de Arabia

Al-Tuḥfat al-Nabhānīya fī tārīkh al-jazīra al-ʻArabīya (La ofrenda de Nabhani sobre la historia de la península de Arabia) es una obra de Muḥammad ibn Kahlīfa ibn Ḥamd ibn Mūsā al-Nabhānī (1883/4-1950/1). Al igual que su padre, el autor fue profesor en la mezquita Masjid al-Ḥarām en La Meca. Al-Nabhani hijo comenzó esta obra después de su visita a Baréin. Se le encargó que escribiera un libro sobre la historia de los gobernantes contemporáneos de Baréin, así como de los antiguos emires y sus relaciones con aliados y adversarios. Como el plan original había sido limitar la obra a la historia de Baréin, al-Nabhānī inicialmente la tituló: al-Nubdha al-laṭīfa fī al-ḥukkam min al-Khalīfa (Fascinante fragmento sobre quienes dirigen la morada de al-Khalīfa). Cuando amplió el espectro de la obra para abarcar toda la península de Arabia, modificó su nombre. El capítulo nueve es una gran sección (con las páginas numeradas de forma independiente) sobre Basora (actual Irak), donde al-Nabhani prestó servicio brevemente como juez, y donde fue encarcelado por los británicos durante la Primera Guerra Mundial. La presente copia es una segunda edición revisada y ampliada, que publicó en 1923-1924 la editorial Maṭbaʻat al-maḥmūdīya en El Cairo.

Una introducción al estudio del elocuente discurso de los árabes

Una introducción al estudio del elocuente discurso de los árabes

Muqaddama li dirāsat balāghat al-ʻArab (Una introducción al estudio del elocuente discurso de los árabes) es una obra sobre literatura, o bellas letras, árabes. El autor, Aḥmad Ḍayf, era instructor en la Universidad Egipcia (luego rebautizada como Universidad de El Cairo). El libro estaba dirigido a los estudiantes de la universidad y debía servir como una guía de estudio para comprender la elocuencia literaria. Incluye una breve descripción del movimiento literario árabe moderno. Otros temas tratados son las bellas letras y la sociedad, además de las diferentes categorías de la poesía árabe, como la poesía del período jāhilīya, literalmente «la poesía de la ignorancia». Este estilo de poesía preislámica constituye una referencia importante para la gramática y el vocabulario del árabe clásico. Algunos de los poemas aún en existencia son considerados unos de los más exquisitos de la poesía árabe de todos los tiempos. Ḍayf también incluye un estudio de la crítica literaria en Francia, desde Pierre de Ronsard (1524-1585) hasta Boileau (Nicolás Boileau-Depréaux, 1636-1711), ambos poetas, además de críticos. El autor también analiza a críticos posteriores, como Hippolyte Taine (1828−1893) y Ferdinand Brunetière (1849−1906). El libro fue publicado por la editorial al-Sufūr en El Cairo en 1921.

La satisfacción de quien busca las composiciones árabes más famosas impresas por editoriales orientales y occidentales

La satisfacción de quien busca las composiciones árabes más famosas impresas por editoriales orientales y occidentales

Edward Van Dyck fue un diplomático y escritor estadounidense que se desempeñó como secretario consular y vicecónsul en el Líbano y Egipto desde 1873 hasta 1882. Era hijo del misionero Cornelius Van Dyck, un médico que fue profesor de patología en la Universidad Protestante de Siria (más tarde, Universidad Americana de Beirut), famoso por su edición en árabe de la Biblia. Kitāb iktifā' al-qanūʻ bimā huwa matbuʻ min ashhar al-ta'ālīf al-arabīya fī al-maṭābiʻ al-sharqīya wa al-gharbīya (La satisfacción de quien busca las composiciones árabes más famosas impresas por editoriales orientales y occidentales) es un diccionario bibliográfico de obras impresas en árabe, publicado por Edward Van Dyck en 1896. El libro tiene una introducción y tres secciones. La primera trata del «interés de los europeos por la lengua árabe». La segunda examina «la literatura árabe desde sus orígenes hasta poco después de la caída de Bagdad». La tercera sección cubre la literatura árabe desde «el siglo XIII hasta el XVII [d. C.]». El libro incluye dos índices: uno de las obras literarias tratadas en el texto y otro de los autores. El cuerpo principal del libro se concluyó el 9 de septiembre de 1896. Sin embargo, los índices no se finalizaron hasta el año siguiente. Les sigue la siguiente nota: «Los índices y la impresión se completaron en abril de 1897». El epílogo del autor está fechado en marzo de 1897, por lo que la fecha de publicación de 1896, impresa en la portada de la obra completa, parece ser un error. El libro fue editado por Muḥammad ʻAlī al-Bablawī, y publicado por Maṭbaʻat al-ta'ālīf (al-hilāl), en El Cairo.

Luz guía para reyes

Luz guía para reyes

Sirāj al-mulūk (Luz guía para reyes) es una obra de Muḥammad ibn al-Walīd al-Ṭurṭūshī, un imán malikí conocido también como ibn Abū Zandaqa. Al-Ṭarṭūshī nació en Tortosa, Cataluña (en lo que era al-Ándalus, actual España) en 1059/60. Murió en Alejandría, Egipto, en 1126/7. El tema de Sirāj al-mulūk, su obra más famosa, es la teoría política. Esta edición fue publicada en 1888-1889 por Maṭbaʻat al-khayrīyah en El Cairo. De acuerdo con Kitāb iktifā' al-qanūʻ bimā huwa matbuʻ min ashhar al-ta'ālīf al-arabīya fī al-maṭābiʻ al-sharqīya wa al-gharbīya (La satisfacción de quien busca las composiciones árabes más famosas impresas por editoriales orientales y occidentales), un diccionario bibliográfico de literatura árabe publicado por Edward Van Dyck en 1896, existe una edición impresa anterior de esta obra, producida en Alejandría en 1872/3. En los márgenes de esta obra, está el texto de al-Tibr al-mabsuk fī naṣā'iḥ al-mulūk (Consejos de oro para reyes), una traducción del persa al árabe de Naṣīhat al-mulūk (Consejos para reyes), de al-Ghazzālī. Nacido en Ṭūs, Persia (actual Irán), en 1058, al-Ghazzālī fue una de las luminarias intelectuales del mundo islámico. Sin embargo, se ha cuestionado que buena parte de Naṣīhat al-mulūk sea de su autoría dados los rasgos estilísticos de la obra, entre otras razones.

Un viaje sirio a América Central y del Sur

Un viaje sirio a América Central y del Sur

El padre Henri Lammens nació en el seno de una familia católica en Gante, Bélgica, en 1862. A los 15 años, se unió a los jesuitas y más tarde se instaló de forma permanente en el Líbano. Llegó a dominar el latín y el griego, además de enseñar árabe en Beirut. Su primera obra fue un diccionario árabe, Farā'id al-lugha (Las perlas del lenguaje), que data de 1889. También trabajó como editor del periódico jesuita de Beirut, al-Bashīr (El evangelista). Escribió numerosas obras, en especial sobre la historia de Arabia en la era preislámica, así como sobre la dinastía omeya. Su trabajo académico se vio empañado por la falta de objetividad y por su visión polémica —y a menudo violenta— respecto del islam. Entre sus obras más famosas, se encuentran Remarques sur les mots français dérivés de l' arabe (Comentarios sobre las palabras francesas derivadas del árabe), Tasrīh al-abṣār (Sobre sitios arqueológicos en el Líbano) y Etudes sur le régne du calipha Omaiyade Moʼawia Ier (Estudios sobre el reinado del califa omeya Muʻāwiyah I). Lammens murió en Beirut en 1937. Al-Riḥla al-sūrīya fī Amīrka al-mutawwasiṭa wa al-junūbīya (Un viaje sirio a América Central y del Sur) se basa en el viaje del autor a América y en sus ensayos al respecto, publicados en al-Bashīr entre 1893 y 1894. Estos escritos fueron traducidos al árabe por Rashid al-Shartouni, y publicados en forma de libro por la Imprenta Católica de Beirut en 1894. En el libro, el autor ofrece información sobre las prácticas religiosas, la agricultura, la industria, el comercio y la demografía de los lugares que visitó. Los países mencionados son Cuba (capítulos 1-3), Jamaica (capítulo 4), México (capítulos 5-11), Honduras Británica (actual Belice, capítulo 12), Guatemala (capítulo 13), Honduras (capítulo 14), Nicaragua (capítulo 15), Costa Rica (capítulo 16) y Panamá (en ese entonces, un departamento de Colombia, capítulos 17-19), Colombia (capítulos 20-23) y Ecuador (capítulo 23).