25 de noviembre de 2014

Por los caídos, y otros poemas

Robert Laurence Binyon (1869-1943) fue un poeta e historiador del arte que consagró toda su carrera al Museo Británico, donde redactó estudios sobre arte holandés, británico y asiático. Publicó su primer poema a los 16 años y continuó escribiendo poesía el resto de su vida. El 21 de septiembre de 1914, poco después del estallido de la Primera Guerra Mundial, Binyon publicó en The Times, de Londres, lo que más tarde sería su poema más famoso, la elegía «Por los caídos». El poema, profético respecto de las inmensas pérdidas que sufriría Gran Bretaña en los siguientes cuatro años de guerra, luego fue musicalizado por sir Edward Elgar en su obra coral El espíritu de Inglaterra (1916-1917). Después de la guerra, en numerosas lápidas y cenotafios, se tallaron pasajes de «Por los caídos», que se recitaba con frecuencia en los servicios de Día del Recuerdo, en conmemoración a las bajas de Gran Bretaña durante la guerra: una práctica que continúa hasta la actualidad. Aquí se presenta Por los caídos, y otros poemas, un pequeño volumen publicado en 1917 que contiene tres de los poemas de Binyon en tiempos de guerra, «Por los caídos», «El cuarto de agosto» y «A las mujeres», acompañados de láminas. El libro es un destacado ejemplo de una colección de poesía de la Primera Guerra Mundial. Los tres poemas ya habían aparecido antes en una obra más larga, El bieldo: poemas sobre la Gran Guerra, que se publicó a finales de 1914.

Guillermo, el Presumido: historias penosas e imágenes cómicas de los alemanes

Durante la Primera Guerra Mundial, el libro infantil Struwwelpeter (Pedro Melenas) era un clásico infantil tanto en Alemania como en Gran Bretaña. En esta parodia británica de tiempos de guerra, todos los cuentos originales con moraleja sobre niños traviesos y sus destinos se usan en contra del káiser Guillermo de Alemania. El «Pedro Melenas» del título del poema se convierte en «Guillermo, el Presumido», mientras que «Felipe Berrinches», cuyas rabietas a la hora de la cena derriban la mesa y arruinan la comida, se convierte en «Guillermo Berrinches», que destruye la prosperidad de su país. El último poema se aleja de la historia original de «Roberto, el Errante», quien es arrastrado por una tormenta. Sin embargo, utiliza el mismo formato de imágenes en marco: se ve al káiser preparando una galería sobre «aviación letal», con imágenes de incursiones de dirigibles sobre ciudades belgas.

Mapa que muestra los humedales en el frente de Passchendaele

Este mapa, sobreimpreso a color durante las operaciones de campo en la Primera Guerra Mundial, muestra la línea del frente aliado en el Saliente de Ypres el 2 de diciembre de 1917. La célebre batalla de Passchendaele (o Passendale) comenzó en julio de 1917 y culminó el 6 de noviembre con la toma de la aldea de Passchendaele (Flandes occidental, Bélgica) a manos de las fuerzas británicas y canadienses. A pesar de que la batalla había terminado algunas semanas antes, se llevó a cabo una intervención durante la noche del 1 al 2 de diciembre en las zonas al norte y al este de Passchendaele, que se ve en el mapa. Aparte de las defensas alemanas (en rojo), las características más notables del mapa son las zonas sombreadas en azul, que marcan los extensos humedales anegados en la línea del frente, cuyas condiciones se vieron agravadas por el mal tiempo y la devastación del terreno a causa del intenso bombardeo. Todo ello contribuyó a la obstaculización del avance aliado. La naturaleza confusa y líquida del terreno era tal que la fuerte línea azul que marca el frente constituía solo una aproximación. No hubo otros avances británicos en Passchendaele; los logros obtenidos se desvanecieron con los avances alemanes de la primavera siguiente.

Batallas británicas durante 1918 (desde el 8 de agosto hasta el 11 de noviembre de 1918)

Este colorido mapa fue producido por la Sección Geográfica del Estado Mayor de la Oficina de Guerra Británica, impreso por Waterlow & Sons y puesto a disposición para la venta al público poco después del final de la Primera Guerra Mundial. Ofrece un resumen de la ofensiva de los Cien Días que presentaron los británicos, estadounidenses y las tropas del Imperio británico hasta lograr la rendición alemana el 11 de noviembre de 1918. Muestra el avance aliado dividiéndolo en etapas claramente marcadas: primero en color amarillo, luego en verde, en rojo y en azul. Las rayas diagonales representan la retirada alemana. También se brinda la cantidad de prisioneros y armas de fuego (artillería) que capturaron las fuerzas aliadas en las diferentes fases de la ofensiva. El lenguaje del mapa sugiere la inevitabilidad de la derrota alemana. Incluso los repliegues, como la retirada a la línea Hindenburg en febrero de 1917, se consideran consecuencias del plan aliado. El mapa contribuyó a la opinión pública de la guerra y fue parte de la justificación oficial de los costos de un conflicto de cuatro años.

Libro del ayudante de campo para niños malcriados

Libro del ayudante de campo para niños malcriados es una breve obra manuscrita, con versos y dibujos en tinta, probablemente producida en 1917 por un oficial británico del cuartel general del Ejército británico en Montreuil-sur-Mer, Francia, durante la Primera Guerra Mundial. Los sujetos, tanto de los poemas como de los dibujos, son los ayudantes de campo del Estado Mayor aliado. Un ayudante de campo es un militar que trabaja como asistente personal o secretario de un oficial de alto nivel del Ejército o la Marina. Entre las caricaturas, están las del coronel Alan Fletcher, ayudante de campo en jefe del mariscal de campo Douglas Haig, comandante de la Fuerza Expedicionaria Británica. Queda claro que el autor de esta obra satírica quiso permanecer en el anonimato. La contratapa del libro presenta la ostensible imagen del autor en uniforme, desde atrás, con el epígrafe «De espaldas, el autor de esta lamentable publicación». Es fácil imaginar que este libro pasó de mano en mano entre varios oficiales del cuartel, y que el autor no quería que cayera en las manos equivocadas o que se descubriera su identidad.

Crónicas de Cliveden, Volumen 1, Número 1

Crónicas de Cliveden fue una publicación producida durante la Primera Guerra Mundial por los pacientes del Hospital Militar Canadiense Duquesa de Connaught, en el Reino Unido. El hospital se encontraba en Cliveden, una gran casa de campo que fue el hogar de Waldorf Astor, el segundo vizconde Astor, y su esposa Nancy. Cuando estalló la guerra, los Astor ofrecieron parte de su propiedad a la Cruz Roja Canadiense, que estableció el hospital para tratar a los soldados aliados heridos. En el prólogo del primer número de la publicación, el coronel W. Langmuir Wait, comandante del hospital, declaró: «Que las contribuciones —en rima o en prosa, en imágenes o por escrito, como alabanzas o críticas— fluyan tan libremente como el sol lo hace en la Sala Johnny Walker...». El primer número también incluía una breve carta de bienvenida de Nancy Astor. La publicación ofrecía poemas, relatos breves, «notas de la sala» con datos sobre los pacientes y el personal, dibujos y caricaturas, y el horario de los servicios religiosos, además de otra información. Gran parte del contenido era humorístico. Los negocios, sobre todo los de la cercana ciudad de Maidenhead, publicaban anuncios publicitarios que aparecían al principio y al final de cada número. Aquí se presenta el primer número de la publicación, fechado el 30 de junio de 1917 y con el subtítulo «¡Descanse!». Esta copia tiene una portada bordada que realizó un paciente, John Spence, durante su recuperación en el hospital. Sus descendientes donaron la publicación y la portada a la Biblioteca Británica como parte del proyecto Europeana 1914−1918.

Las expediciones de ultramar de los franceses contra los turcos y otros sarracenos y moros en el extranjero

Les Passages faiz oultre mer par les François contre les Turcqs et autres Sarrazins et Mores oultre marins (Las expediciones de ultramar de los franceses contra los turcos y otros sarracenos y moros en el extranjero), normalmente conocido como Passages d'outremer (Expediciones de ultramar), es un manuscrito iluminado realizado en Francia circa 1472-1475. Incluye 66 miniaturas, muy probablemente realizadas por Jean Colombe (en actividad entre 1463 y 1498), un iluminador de Bourges. Después de la caída de Constantinopla en 1453, el papa Pío II abogó por la liberación de los lugares santos cristianos en Oriente Medio. El proyecto del papa nunca llegó a buen término, pero revivió cierto interés en las Cruzadas emprendidas en los siglos anteriores por los europeos. En 1472, Louis de Laval, gobernador de Champaña y consejero del rey Luis XI, le pidió a su capellán y secretario, Sébastien Mamerot, que escribiera una crónica de las Cruzadas. La obra es una compilación de diversas historias: desde la legendaria conquista de Jerusalén en manos de Carlomagno hasta la batalla de Nicópolis en 1396 y el sitio de Constantinopla en 1394-1402. Al comienzo del manuscrito se añadió, en una fecha posterior, parte de un texto: la traducción al francés de una carta escrita por el sultán Bayaceto II (circa 1447-1512) para el rey Carlos VIII (1470-1498), enviada desde Constantinopla el 4 de julio de 1488 (verso del folio 3), seguida de una copia en latín e italiano (recto del folio 4). El manuscrito perteneció sucesivamente a Diana de Poitiers (1499-1566), a Charles-Henri de Clermont-Tonnerre (1571-1640) y, según los ex libris que se encuentran en el manuscrito, al cardenal Mazarino (1602-1661) antes de que pasara a formar parte de la biblioteca real en 1668.

Libro de horas: imágenes de la vida de Cristo y de los santos

Este manuscrito, un libro de horas de finales del siglo XIII, se compone de 87 iluminaciones a toda página que ilustran escenas de la vida de Cristo y de los santos. El libro es un calendario de la Iglesia cisterciense en latín. Cada imagen tiene un breve epígrafe. Cuando se creó, el códice tenía 90 iluminaciones. El manuscrito, una obra maestra de la iluminación gótica, muestra lo importante que eran las imágenes religiosas para las devociones de su propietario. Muy probablemente se haya tratado de una mujer laica rica, tal vez Marie de Rethel, señora de Enghien (circa 1231-1315), que vivió en Mons, en el condado de Hainaut y diócesis de Cambrai. Otra propietaria pudo haber sido Marie de Gavre, una cisterciense de Wauthier-Braine, cerca de Nivelles, también en la diócesis de Cambrai. Las pinturas pertenecen a dos artistas: el maestro Henri y un pintor que, si bien anónimo, tuvo una mayor participación en la obra y realizó las ilustraciones más bellas. El estilo de las iluminaciones muestra influencias de las tradiciones artísticas de Francia, Inglaterra y el Sacro Imperio Romano. La presencia de santos locales, como Gertrudis de Nivelles (626-659), Valdetrudis (fallecida circa 688) y Lambert, entre otros, vincula el manuscrito a la diócesis de Cambrai.

El hospital de la cúpula

Esta es una fotografía del interior del hospital de la cúpula en Brighton, en la costa sur de Gran Bretaña. Durante la Primera Guerra Mundial, muchos edificios en Brighton se acondicionaron para funcionar como hospitales y, así, atender a los miles de soldados indios que habían recibido heridas durante el combate en Francia. Entre ellos, el más espectacular fue el renovado Pabellón Real, en Brighton, que había sido construido en estilo «oriental» para el rey Jorge IV a principios del siglo XIX. El hospital ofrecía más de 680 camas para los soldados indios heridos y estaba «equipado con todas las comodidades modernas». Esta serie de centenares de fotografías que registran la contribución de soldados indios al esfuerzo de los Aliados en la guerra fue producida en 1915 por el fotógrafo de origen canadiense Charles Hilton DeWitt Girdwood (1878-1964). Como fotógrafo profesional, Girdwood estuvo vinculado desde el comienzo de su carrera con la India, donde fotografió la «Durbar de Delhi» de 1903, la gira real de 1905-1906 y la «Durbar de Delhi» de 1911. En 1908, estableció una agencia fotográfica llamada Realistic Travels, que se especializaba en la fotografía estereoscópica. Con el estallido de la guerra en 1914, Girdwood regresó de la India. En abril de 1915, la Oficina de la India le otorgó la autorización para fotografiar el trabajo de los hospitales militares indios en Bournemouth y Brighton. De julio a septiembre de 1915, trabajó en Francia como fotógrafo oficial encargado de retratar, en el campo, primero a las tropas indias y más tarde a las británicas. Durante su último período en Francia, también hizo una película sobre la campaña, que apareció con el título Con los combatientes del Imperio.

Apuntes de Garvin, encuadernados

En abril de 1915, el subteniente Roland Gerard Garvin del Ejército británico se matriculó en un curso de instrucción en la Escuela Superior Militar en Camberley, Surrey, Inglaterra. Allí asistió a conferencias sobre instrucción táctica, topografía, ingeniería de campo, administración, organización, ley militar e higiene. Uno de sus profesores fue el mayor Hubert Conway Rees, quien había comandado un batallón durante la retirada de Mons en 1914. Estos apuntes y dibujos de Garvin corresponden a una gira de trabajos de campo que hizo como parte del curso y que fue dirigida por el mayor Rees. Los apuntes indican que Garvin aprendió el modo de hacer aspilleras en paredes de nueve y catorce pulgadas (22,86 y 35,56 centímetros, respectivamente), la forma de ocultar un abattis o fortificación de campaña, y las mediciones para un techo eficaz que sirviera como protección. El mayor Rees destacó la necesidad de utilizar el sentido común al aplicar estos conocimientos, ya que «la construcción de trincheras» no era una ciencia exacta. La sigla DSO después del nombre de Rees es una abreviatura de la distinción militar británica «Orden del Servicio Distinguido».