Un fabricante de salchichas vino a Łódź. Le dijimos: «¡Bienvenido, señor!»

Descripción

Este cartel de propaganda de la Primera Guerra Mundial, de Kazimir Malévich en colaboración con Vladímir Mayakovsky, representa al ejército alemán y a un campesino ruso que, según se muestra, ha vencido a todos los soldados. En el panel de la izquierda, el campesino, de tamaño exagerado, saluda al emperador alemán, que avanza hacia él con su ejército de soldados entusiastas, seguros de la victoria. En el lado derecho, el campesino se marcha después de haber aplastado al enemigo. Con el ejército destruido, el emperador está consternado. Dice el verso de Mayakovsky, debajo de la imagen: «Un fabricante de salchichas vino a Łódź. Le dijimos: ‘¡Bienvenido, señor!’ Luego, partió de Radom, que está junto a Łódź, con el trasero magullado». El cartel hace referencia a la batalla de Łódź (actual Polonia) de 1914. En las primeras etapas de la guerra, una serie de artistas rusos de vanguardia, entre ellos Malévich, Mayakovsky y Aristarj Lentúlov, formaron el grupo Segodnyashnii Lubok (Lubok de hoy), que produjo carteles y postales satíricos contra Alemania y Austria, en apoyo al esfuerzo de guerra ruso. El nombre proviene de los tradicionales grabados folclóricos rusos, lubok, que combinaban imágenes sencillas con narraciones de cuentos populares. Estos artistas adaptaron el estilo del lubok a sus carteles para ponerlos al alcance de las masas y convertirlos en eficaces formas de fortalecer la moral nacional. Malévich, nacido en Ucrania, estudió arte en Kiev y Moscú. Experimentó con el realismo, el impresionismo y el cubismo antes de dedicarse a lo que él llamó «suprematismo», que se centraba en colores y formas geométricas fundamentales. Malévich expuso su teoría sobre el suprematismo en ensayos y la aplicó a obras visuales, en particular a la escenografía que creó para Misterio bufo, una obra de teatro de Mayakovsky de 1918. Después de la Revolución rusa de 1917, Malévich ocupó importantes cargos administrativos y docentes, pero cayó en desgracia cuando el gobierno soviético condenó el arte moderno y abstracto por decadente y burgués. Sus obras quedaron en el olvido por un tiempo, pero ahora se lo reconoce como uno de los artistas más importantes del siglo XX.

Autor (de las citas o de los fragmentos de texto)

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Segodnyashnii Lubok, Moscú

Idioma

Título en el idioma original

Подошел колбасник к Лодзи. Мы сказали: «Пан добродзи!..»

Tipo de artículo

Descripción física

1 impresión cromolitográfica

Última actualización: 18 de diciembre de 2013