Resumen de astronomía

Descripción

Tian wen lue (Resumen de astronomía) es una obra de renombre que escribió Yang Manuo, el nombre chino para el padre Manuel Dias (1574–1659), también conocido como Emanuel Diaz. Diaz, misionero jesuita portugués, llegó a China en 1610 y a Pekín en 1613. También estuvo un tiempo en Macao, Shaochuan, Hangzhou, Ningbo y Fuzhou, entre otras ciudades. Murió en Hangzhou durante el reinado del emperador Shunzhi de la dinastía Qing. También conocido por su título latín, Explicatio Sphaerae Coelestis, el libro se publicó por primera vez en 1615. Esta copia es la edición original. Fue la primera obra en introducir a China el telescopio, que había inventado y utilizado en observaciones astronómicas unos años atrás el matemático y astrónomo italiano, Galileo Galilei. Galileo apoyaba la teoría heliocéntrica de Copérnico, que sostenía que el Sol era el centro del sistema solar; por esta opinión más tarde se lo denunciaría y sería juzgado por la Inquisición. En referencia a Galileo, Diaz escribió que había un europeo que había creado una especie de instrumento por el que se «veían lugares distantes como si estuvieran cerca». Aunque mencionaba la teoría heliocéntrica, el mismo Diaz no estaba convencido y todavía estaba a favor de la geocéntrica. Los temas de Diaz eran la astronomía y la ciencia, pero su propósito principal era difundir el cristianismo, al proclamar que «la base del conocimiento del cielo es la moralidad, y la base de la moralidad es conocer a Dios y servirle». El título en chino del libro, Tian wen lue, se originó en Tian wen, la antología de poesía chu del poeta Qu Yuan (circa 340–278 a. C.). Si bien Qu Yuan creía en nueve esferas del cielo, Diaz introdujo las 12 divisiones. Siguiendo el método del misionero jesuita, Matteo Ricci, para explicar los conceptos cristianos en términos que fueran familiares para los chinos y teniendo en cuenta la familiaridad del pueblo chino con las nueve esferas del cielo, Diaz reordenó y promocionó la astronomía y religión desconocidas: ubicó a Dios en la doceava división, denominada Montaña del Paraíso; por lo tanto, reforzó en forma visual y simbólica el conocimiento del lector chino sobre Dios y el Paraíso. Escrito en forma de preguntas y respuestas a consultas chinas, el libro se estudió y volvió a publicar en el siglo XIX.

Última actualización: 25 de noviembre de 2013