La campaña de Perovsky a Jiva en 1839 y la embajada rusa en Jiva en 1842

Descripción

Desde principios del siglo XVIII, la Rusia zarista hizo varios intentos infructuosos de poner bajo su control al kanato de Jiva, un estado independiente en Asia Central que había sido gobernado desde 1511 por sucesivas dinastías de Uzbekistán, a excepción de un período de gobierno indirecto de Persia entre 1740 y 1747. Hacia la década de 1830, Jiva se había convertido en objeto del «Gran Juego», la rivalidad entre Gran Bretaña y Rusia por el dominio comercial y estratégico en Asia Central. En noviembre de 1839, el general Vasily Alexeevich Perovsky (1794-1857), comandante de la guarnición del ejército en Orenburgo, marchó desde Orenburgo hasta Emba (actual Kazajstán) y finalmente hacia Jiva con un destacamento de unos 5000 hombres, 10 000 camellos y 2000 caballos. Su objetivo era extender las fronteras de Rusia en un momento en el que Gran Bretaña estaba involucrada en el conflicto que se conoció como la Primera Guerra Afgana (1839-1840). La campaña fue un desastre. Las tropas de Perovsky, sin ropas de abrigo, con poco combustible y mal armadas, se enfrentaron a uno de los inviernos más severos de la historia. Sin pelear una sola batalla, el destacamento fue obligado a regresar a principios de febrero de 1840. Perovsky llegó a Orenburgo en mayo, tras haber perdido 1000 hombres y la mayoría de sus camellos a causa del frío y la enfermedad. Este libro describe la campaña de Perovsky y la embajada rusa en Jiva en 1842, lo que resultó en el primer tratado entre los dos países. Rusia finalmente conquistó Jiva en 1873, anexó su territorio e hizo de su kan un vasallo del zar.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

P. P. Soikin, San Petersburgo

Idioma

Título en el idioma original

Хива. Зимний поход в Хиву Перовского в 1839 году и Первое посольство в Хиву в 1842 году

Tipo de artículo

Descripción física

200 páginas

Última actualización: 29 de septiembre de 2014