Adivinación por el Corán

Descripción

Esta única hoja de un Corán Fal-i muestra en dísticos (pareados) persas con rima los significados de fal (adivinación) por medio de la selección de letras al azar cuando se abre una página del Corán. Este folio se incluyó originalmente al final de un Corán persa safávida, justo después del último sura (capítulo), Surat al-Nas, y una oración de cierre en nombre del Profeta y su familia. El diseño del texto de adivinación, la escritura y la iluminación original que todavía perdura en el marco del texto son típicos ejemplos de los fals que se colocaban al final de los Coranes realizados en Shiraz o Qazvin en la segunda mitad del siglo XVI. Las bandas rectangulares pegadas en dos columnas verticales, como también la iluminación a lo largo del marco del texto, pueden ser una forma de censura por parte de los suníes otomanos, quizás a pedido del sultán Ahmed III (gobernante entre 1703 y 1730), cuya tugra (emblema real) aparece en el verso del folio. Las franjas pegadas en la columna vertical derecha esconden letras individuales del alfabeto, comenzando con lam (l) de la cual se extraía una adivinación poética. La predicción poética permanece, mientras que se han ocultado las letras en sí. Este fragmento debe de haber sido el tercer folio del texto original de adivinación. El título y las primeras dos páginas (con las letras desde alif a kaf) del fal no han perdurado. Si bien la adivinación por el Corán aparece en gran medida en el contexto safávida-chiita, los ejemplos de fals por medio del Corán también aparecen en las tradiciones artísticas suníes otomanas de finales del siglo XVI. La razón por la cual la predicción por el Corán se ha visto en gran medida como un fenómeno chiita es que se atribuye la práctica a 'Ali, el yerno del profeta Mahoma.

Última actualización: 12 de diciembre de 2013