Denier

Descripción

Carlomagno (742-814) fue coronado emperador de los romanos en el 800. Sin embargo, las monedas que tienen su título imperial son tan escasas que se cree que sólo las mandó a acuñar después de 812, cuando recibió reconocimiento como emperador de Occidente por parte del emperador del Imperio Romano de Oriente. Este denier de plata es típico de los que se produjeron durante el renacimiento carolingio: un período en el que el arte, la cultura y la religión prosperaron bajo la influencia de Carlomagno. Estas monedas tienen el busto imperial clásico y un reverso que con frecuencia se inspiraba en la acuñación romana de monedas: una puerta de la ciudad (en Arlés, Ruán o Tréveris), un barco (en Quentovic o Dorestad), herramientas de acuñación (en Melle) o un templo, como el de aquí. Las monedas están marcadas con letras debajo del busto, que indican dónde fueron hechas. La M en esta moneda es por Mainz; aquellas marcadas con C son de Colonia; las que tienen F, de Frankfurt y las que tienen V, en Worms. Los ejemplares sin letras se atribuyen a Aix-la-Chapelle. Esta moneda contiene lo que parece ser un retrato real de Carlomagno, por lo que se compara en importancia al retrato literario de Eginardo, en su biografía de Carlomagno escrita poco después de la muerte del emperador, o de la estatua ecuestre del siglo IX de Carlomagno en el Museo del Louvre.

Última actualización: 8 de julio de 2014