Descripción

  • Tres cometas aparecieron en el cielo sobre Europa en 1618, una espectacular serie de eventos que encendió un debate sobre la naturaleza de estos cuerpos celestes y las consecuencias de su aparición para la teoría de Aristóteles que decía que los cuerpos celestes eran inalterables e "incorruptibles". En 1619, el astrónomo y matemático jesuita, Orazio Grassi, publicó bajo un seudónimo su tratado sobre los cometas, en el que afirmaba la visión sobre los cuerpos celestes como cuerpos inalterables y que orbitan sobre la Tierra. Ya bajo ataque por su defensa de las teorías de Copérnico, Galileo Galilei (1564–1642) no emitió una respuesta directa a Grassi, pero trabajó a través de su estudiante y seguidor de Mario Guiducci, quien, en 1619, publicó su Discorso delle comete (Discurso sobre cometas). El texto del trabajo de Guiducci es en gran parte atribuible a Galileo. Subyacentes a la discusión sobre los cometas, aunque no de forma explícita, se encontraba el debate sobre el movimiento de la Tierra y la validez de la opinión de Copérnico sobre que la Tierra se mueve alrededor del sol.

Autor

Creador

Fecha de creación

Idioma

Título en el idioma original

  • Discorso sulle comete fatto da lui nell’Accademia fiorentina nel suo medesimo consolato

Lugar

Período

Tema

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Colección

Institución