Malhue

Descripción

En 1839, el barco de esclavos español Amistad zarpó desde La Habana hacia Puerto Príncipe, en Cuba. El barco transportaba a 53 africanos que pocos meses antes habían sido raptados de su tierra natal, en la actual Sierra Leona, para ser vendidos en Cuba. Los cautivos se rebelaron contra la tripulación del barco y mataron al capitán y a otros integrantes, pero dejaron con vida al navegante para que los llevara de vuelta a África. Contrario a los deseos de los cautivos, el navegante dirigió la nave al norte y al oeste. Tras varias semanas, un navío de la marina de los EE. UU. alcanzó al Amistad frente a la costa de Long Island. Los africanos fueron transportados a New Haven, Connecticut, para ser juzgados por motín, asesinato y piratería. Posteriormente estos cargos se desestimaron, pero los africanos continuaron encarcelados, ya que el caso se convirtió en un conflicto por reclamación del salvamento y derechos de propiedad. En un juicio ante el Tribunal Federal de Distrito, un grupo de cubanos dueños de plantaciones, el gobierno de España y el capitán del Amistad reclamaron la propiedad de los africanos. Tras dos años de batallas legales, el caso llegó hasta la Corte Suprema de los EE. UU., que finalmente ordenó que los cautivos fueran puestos en libertad. Treinta y cinco de los ex-cautivos regresaron a su tierra natal; el resto había muerto en el mar o mientras esperaba el juicio. El residente de New Haven William H. Townsend retrató (y en muchas ocasiones registró los nombres) a los cautivos del Amistad durante el juicio. Estos dibujos se han conservado en la biblioteca de la Universidad de Yale.

Última actualización: 29 de septiembre de 2014