¡Podemos hacerlo! (Rosie la remachadora)

Descripción

Este cartel, elaborado por Westinghouse durante la Segunda Guerra Mundial para el Comité Coordinador de la Producción para la Guerra, formó parte de la campaña nacional en los Estados Unidos para el reclutamiento de mujeres como mano de obra. En vista de la extrema escasez de recursos durante la guerra, las mujeres fueron necesarias en las industrias de defensa, el servicio civil e incluso en las fuerzas armadas. Las campañas publicitarias estaban destinadas a alentar a aquellas mujeres que nunca antes habían trabajado a que se unieran como mano de obra. Las imágenes de los carteles y de las películas glorificaban y mostraban el papel de la mujer trabajadora desde un punto de vista más atractivo, a la vez que sugerían que no era necesario sacrificar la feminidad. Se las representaba como atractivas, seguras de sí mismas y decididas a hacer su parte para ganar la guerra. De todas las imágenes de mujeres trabajadoras de la Segunda Guerra Mundial, predomina la de las mujeres que trabajan en fábricas. La imagen de Rosie la remachadora (la mujer fuerte y competente vestida con mono y un pañuelo cubriéndole el cabello) se introdujo como símbolo de la mujer patriota. Los avíos para el trabajo de guerra (uniformes, herramientas y recipientes para las viandas) se incorporaron a la imagen modificada del ideal femenino.

Última actualización: 22 de septiembre de 2014