Descripción

  • Este edicto, del 1 de febrero de 1780, fue promulgado por Domenico Brichieri Colombi, auditor fiscal de la ciudad de Florencia, en ejecución de las órdenes dictadas por Pedro Leopoldo de Lorena, gran duque de Toscana (reinó entre 1765 y 1790). Prohibía espectáculos públicos de artistas ambulantes a fin de no dar a la gente «oportunidades para disiparse en vano». El edicto se aplicaba «a charlatanes, cantimbanchi [cantantes callejeros], narradores, titiriteros, vendedores ambulantes, malabaristas y a todos los que ofrezcan espectáculos de fenómenos de feria, exhiban máquinas, animales, o vendan secretos, y a cualquier otro extranjero que vague de lugar en lugar para ganar su sustento haciendo trabajos similares». Básicamente, el edicto prohibía los empleos relacionados con el universo artístico que, hasta ese entonces, habían sido parte integrante de ferias comerciales y compañías de la commedia dell’arte en Italia. Fue parte de una serie de reformas en el comercio, la justicia y la administración pública que el gobierno del Gran Ducado puso en marcha durante la segunda mitad del siglo XVIII. El documento, que es muy raro, es de particular interés porque describe con gran precisión y riqueza de palabras toda la gama de las artes callejeras de las que habría surgido el circo ecuestre, que fundó tan solo unos años antes Philip Astley (1742-1814) en 1768 en Londres. Espectáculos similares, con las mismas raíces y una fuerte identificación con el teatro, se establecieron en toda Italia durante la primera mitad del siglo XIX.

Nombre asociado

Creador

Fecha de creación

Idioma

Título en el idioma original

  • Editto

Lugar

Período

Tema

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Institución