Descripción

  • Tani Bunchō (1763−1840) fue un pintor representativo de finales del período Edo. Se le adjudica el perfeccionamiento de la Edo Nanga, una escuela de pintura japonesa que prosperó en esa época. El sujeto de la pintura, Ono Ranzan (1729-1810), fue un destacado especialista en farmacognosia (el estudio de los medicamentos derivados de fuentes naturales) tradicional de la época. Apenas un año antes de morir, Ranzan le pidió a Bunchō que le hiciera un retrato. Bunchō primero hizo un boceto del lado derecho de Ranzan, que a este no le gustó porque, insistía, el bulto en su hombro izquierdo era un amuleto de buena suerte y debía verse en el retrato. En respuesta a ese pedido, Bunchō comenzó de nuevo y lo retrató del lado izquierdo. El retrato es una obra notable que ilustra el espíritu intacto de Ranzan, quien consagró su vida al saber hasta el final de sus días.

Artista

Fecha de creación

Idioma

Título en el idioma original

  • 蘭山翁画像

Lugar

Período

Tema

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Descripción física

  • 1 pergamino; 39,8 centímetros

Institución