Cuaderno del laboratorio de Alexander Graham Bell, 1875-1876

Descripción

En la anotación hecha el 10 de marzo de 1876 en su propio cuaderno, Alexander Graham Bell (1847-1922) describió el primer experimento exitoso con el teléfono: habló a través del aparato con su ayudante, Thomas A. Watson, que se encontraba en la habitación contigua. Bell escribió: «Grité en M [el micrófono] la siguiente frase: 'Sr. Watson, venga, quiero verlo'. Para mi satisfacción, vino y declaró que había escuchado y entendido lo que le había dicho». Bell nació en Edimburgo, Escocia. Allí, su padre, Alexander Melville Bell, era maestro de sordos y fue el inventor del Visible Speech: un método de ayuda para que los sordos aprendieran a hablar. Bell comenzó trabajando con su padre, pero se trasladó a Canadá en 1870 y a los Estados Unidos en 1872, donde abrió una escuela para maestros de sordos y donde se convirtió en profesor de la Universidad de Boston. El profundo interés de Bell por el habla y la audición lo llevó a experimentar con la transmisión eléctrica de la voz humana, la tecnología básica que subyace en el teléfono. Bell recibió la patente del teléfono el 7 de marzo de 1876, tres días antes de que realizara la transmisión descrita en el cuaderno. Pasó a fundar la empresa Bell Telephone Company, a desarrollar otros dispositivos para transmitir y grabar sonido, y a promover el comienzo del desarrollo de la aviación.

Última actualización: 16 de julio de 2013