Descripción

  • A san Agustín de Hipona (354-430) se lo considera uno de los más grandes pensadores cristianos de todos los tiempos. Nació en Tagaste (hoy Souq Ahras, Argelia) en el territorio africano gobernado por Roma, hijo de un padre pagano y una madre cristiana (santa Mónica). Después de estudiar en Cartago y de enseñar retórica en su ciudad natal, se trasladó a Roma en 383 y a Milán en 384. Bajo la influencia de su madre y de Ambrosio, obispo de Milán, se convirtió al cristianismo en el año 387. Fue ordenado sacerdote en el año 391 y llegó a ser obispo de Hipona (hoy Annaba, Argelia). Escribió más de 100 obras, de las cuales sus Confessiones (Confesiones) y De civitate dei (La ciudad de Dios) son las más conocidas. En De civitate dei, Agustín se propuso refutar la afirmación pagana de que el saqueo de Roma por los visigodos en el año 410, un acontecimiento que conmocionó al mundo romano, hubiera sido sido causado por la aparición del cristianismo. El problema fundamental con el que lidió Agustín fue la iglesia espiritual en un mundo secular: la ciudad de Dios en la ciudad de los hombres. La obra De civitate dei fue muy influyente en la Edad Media y sigue siendo leída y estudiada por teólogos y filósofos. Aquí se muestra la impresión de 1475 de Nicolas Jenson. Jenson, oriundo de Francia, fue uno de los impresores más importantes del siglo XV en Venecia. Entre 1470 y 1480, aproximadamente, produjo cerca de 150 libros. La calidad de su obra tuvo una gran influencia en el renacimiento de la impresión fina del siglo XIX en Gran Bretaña. Esta copia es el volumen más antiguo en la Biblioteca John M. Kelly en el St. Michael's College, de la Universidad de Toronto.

Autor

Impresor

Fecha de creación

Información de la publicación

  • Venecia, Italia

Idioma

Título en el idioma original

  • De civitate dei

Lugar

Período

Tema

Tipo de artículo

Descripción física

  • 302 hojas, sin portada

Institución