El Bibliotecario del Congreso de los EE.UU. James H. Billington propuso la creación de la Biblioteca Digital Mundial en un discurso dirigido a la Comisión Nacional de los EE.UU. para la UNESCO en junio de 2005. La idea básica era crear una colección en Internet, de fácil acceso, de todos los tesoros culturales del mundo que contaran las historias y destacaran los logros de todos los países y culturas, promoviendo así la sensibilización y el entendimiento intercultural. La UNESCO acogió la idea como contribución para cumplir los objetivos estratégicos de la UNESCO, que incluyen promover las sociedades del conocimiento, aumentar las capacidades de los países en desarrollo y promover la diversidad cultural en la web. El director general de la UNESCO, Koichiro Matsuura, asignó al Sector de Comunicación e Información de la UNESCO, encabezado por el Dr. Abdul Waheed Khan, para trabajar con la Biblioteca del Congreso en el desarrollo del proyecto.

En diciembre de 2006, la UNESCO y la Biblioteca del Congreso convocaron una reunión de expertos para discutir el proyecto. Los expertos de todos los rincones del mundo reunidos identificaron una serie de retos que el proyecto tendría que superar para tener éxito. Se dieron cuenta de que en muchos países se digitalizaba muy poco contenido cultural y que los países en desarrollo en particular, carecían de los recursos para digitalizar y exhibir sus tesoros culturales. Los sitios web existentes tenían, a menudo, funciones de búsqueda y visualización poco desarrolladas. El acceso multilingüe no estaba bien desarrollado. Muchos de los sitios web mantenidos por instituciones culturales eran difíciles de usar y, en muchos casos, no resultaban atractivos para los usuarios, especialmente para los más jóvenes.

La reunión de expertos llevó al establecimiento de grupos de trabajo para desarrollar unas directrices para el proyecto y a la decisión de la Biblioteca del Congreso, la UNESCO y cinco instituciones asociadas - la Bibliotheca Alexandrina, la Biblioteca Nacional de Brasil, la Biblioteca Nacional y Archivos de Egipto, la Biblioteca Nacional de Rusia y la Biblioteca Estatal Rusa - a desarrollar y contribuir contenidos para un prototipo de la Biblioteca Digital Mundial que se presentaría en la Conferencia General de la UNESCO de 2007. Se pidieron opiniones acerca del diseño del prototipo mediante un proceso consultivo en el que participaron la UNESCO, la Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias (IFLA), e individuos e instituciones de más de cuarenta países.

Al éxito de la presentación del prototipo siguió la decisión de varias bibliotecas de desarrollar una versión pública y de libre acceso de la Biblioteca Digital Mundial, para su lanzamiento en la UNESCO en abril de 2009. Más de dos docenas de instituciones colaboraron con contenidos a la versión de lanzamiento del sitio.

La versión pública del sitio incluye artículos digitales de alta calidad que reflejan la herencia cultural de todos los países miembros de la UNESCO. La Biblioteca Digital Mundial continuará añadiendo contenidos al sitio, e incluirá en el proyecto a nuevos socios, de entre la gama más amplia posible de miembros de la UNESCO.

Hitos de la Biblioteca Digital Mundial

  • Junio de 2005: El bibliotecario del Congreso James H. Billington propone el establecimiento de una Biblioteca Digital Mundial a la UNESCO.
  • Diciembre de 2006: La UNESCO y la Biblioteca del Congreso copatrocinan una reunión de expertos con los principales interesados de todas las regiones del mundo. La reunión de expertos tuvo como resultado la decisión de establecer grupos de trabajo para elaborar normas y directrices de selección de contenidos.
  • Octubre de 2007: La Biblioteca del Congreso y cinco instituciones asociadas presentan un prototipo de la futura Biblioteca Digital Mundial en la Conferencia General de la UNESCO.
  • Abril de 2009: La Biblioteca Digital Mundial se lanza a un público internacional, con contenido acerca de cada estado miembro de la UNESCO.

Características principales

La Biblioteca Digital Mundial representa un cambio en los proyectos de bibliotecas digitales, centrándose en la calidad frente a la cantidad; la cantidad sigue siendo una prioridad, pero no a expensas de los estándares de calidad establecidos durante la fase inicial.

La Biblioteca Digital Mundial abre nuevos caminos en las siguientes áreas, cada una de las cuales representa una importante inversión de tiempo y esfuerzo:

  1. Metadatos consistentes:  Cada artículo está descrito por una serie consistente de información bibliográfica (o metadatos) referente a datos geográficos, temporales y temáticos, entre otros. Los metadatos consistentes son la base de un sitio interesante y fácil de explorar, y que ayuda a revelar conexiones entre los artículos. Los metadatos también aumentan la exposición a los buscadores externos.
  2. Descripción: Una de las características más impresionantes de la Biblioteca Digital Mundial son las descripciones de cada artículo, que responden a las preguntas: "¿Qué es este artículo y por qué es importante? Esta información, escrita por conservadores y otros expertos, proporciona un contexto esencial para los usuarios y está diseñada para despertar la curiosidad de los estudiantes y del público general de querer aprender más acerca del patrimonio cultural de todos los países.
  3. Multilingüismo: Los metadatos, la navegación y los contenidos de apoyo (por ejemplo, los vídeos de los conservadores) están traducidos a siete idiomas: árabe, chino, inglés, francés, portugués, ruso y español. Esta característica ha alargado el tiempo de desarrollo del sitio y complica su mantenimiento, pero acerca más a la Biblioteca Digital Mundial a su meta de ser realmente universal.
  4. Desarrollo técnico de la biblioteca digital: El trabajo del equipo de la Biblioteca Digital Mundial con herramientas y tecnología de última generación, ha llevado a importantes avances en catalogación y en desarrollo de sitios web multilingües:
    • Se desarrolló una nueva aplicación de catalogación para responder a los requisitos de los metadatos.
    • Se utilizó una herramienta centralizada con una memoria de traducción, que evita que los traductores tengan que traducir la misma palabra o frase dos veces.
    • Se desarrolló una interfaz, que muestra el contenido de la Biblioteca Digital Mundial de manera atractiva para los usuarios no tradicionales y que fomenta la exploración de las fuentes primarias.
    • Se continúan desarrollando nuevas tecnologías, mejorando el flujo de trabajo y reduciendo el tiempo que transcurre entre la selección de contenido y la disponibilidad en el sitio.
  5. Red de colaboración: La Biblioteca Digital Mundial pone un énfasis especial en la apertura de todos los aspectos del proyecto: acceso al contenido; transferencia de la tecnología para fortalecer las capacidades; y participación de los socios, interesados y usuarios. Las redes técnicas y programáticas se consideran vitales para la sostenibilidad y el desarrollo de la Biblioteca Digital Mundial. 

Socios

Véase una lista actualizada de socios.

Los socios son principalmente bibliotecas, archivos u otras instituciones que poseen colecciones con contenido cultural con el cual colaboran con la Biblioteca Digital Mundial. Los socios también pueden incluir instituciones, fundaciones y empresas privadas que colaboran con el proyecto de otra manera, por ejemplo, compartiendo tecnología, convocando o copatrocinando reuniones de grupos de trabajo o colaborando económicamente.

Centros de digitalización

Aunque muchos de los socios o posibles socios que desean colaborar con contenidos a la Biblioteca Digital Mundial poseen programas de digitalización bien establecidos, con personal y equipo dedicado, otros, particularmente en el mundo en desarrollo, no tienen acceso a estas capacidades. A lo largo de los años, la Biblioteca del Congreso ha trabajado con socios de Brasil, Egipto, Irak y Rusia para establecer centros de conversión digital para producir imágenes digitales de alta calidad. Gran parte del contenido de la Biblioteca Digital Mundial se produjo en estos centros.

La Biblioteca Digital Mundial apoya la misión de la UNESCO de fortalecer las capacidades de los países en desarrollo, y tiene intención de colaborar con la UNESCO, los socios en estos países y los financiadores externos para establecer centros de conversión digital adicionales por todo el mundo. Estos centros producirán contenidos no sólo para la Biblioteca Digital Mundial, sino también para otros proyectos nacionales e internacionales.

Grupos de trabajo de la Biblioteca Digital Mundial

Los grupos de trabajo de la Biblioteca Digital Mundial establecidos tras la reunión de expertos de diciembre de 2006 incluyen el Grupo de trabajo de selección de contenidos y el Grupo de trabajo de arquitectura técnica. Estos grupos están compuestos principalmente por representantes de las instituciones asociadas.

La Federación Internacional de Asociaciones e Instituciones Bibliotecarias (IFLA) y la Biblioteca del Congreso han copatrocinado un grupo de trabajo para desarrollar directrices para las bibliotecas digitales, incluyendo la Biblioteca Digital Mundial.

La Universidad de Ciencia y Tecnología King Abdullah, en colaboración con la Biblioteca del Congreso y la UNESCO, patrocina un Comité Asesor Internacional acerca de la Historia de la Ciencia Arábiga e Islámica, para identificar libros y manuscritos científicos importantes del mundo árabe e islámico y para facilitar la inclusión de estos artículos en la Biblioteca Digital Mundial.